Demócratas exponen su caso para votación de juicio político

Representantes demócratas expusieron el lunes sus argumentos en el proceso de juicio político en contra del presidente Donald Trump, un extenso reporte en el que se le acusa de traicionar a la patri...

Representantes demócratas expusieron el lunes sus argumentos en el proceso de juicio político en contra del presidente Donald Trump, un extenso reporte en el que se le acusa de traicionar a la patria y ameritar ser destituido, mientras legisladores claves comienzan a señalar sus posturas de cara a las votaciones de esta semana.

Lo que los demócratas alguna vez esperaban que fuera una acción bipartidista, apenas la tercera ocasión en la historia de Estados Unidos que la Cámara de Representantes votará para llevar a juicio político a un presidente, la votación del miércoles ahora se perfila a ser una labor exclusivamente partidista. Ningún republicano se ha distanciado del mandatario y se prevé que prácticamente todos los demócratas aprueben los cargos en su contra.

Una ruidosa asamblea ciudadana el lunes en los suburbios de Detroit puso en relieve el desgarrador debate nacional sobre el poco convencional presidente y la posibilidad de destituirlo del cargo. La inexperta representante demócrata Elissa Slotkin fue abucheada y celebrada al anunciar su apoyo al proceso de juicio político.

Sin duda existe mucha controversia al respecto, dijo Slotkin a los 400 asistentes. Pero debe haber un momento en el que se siga la ley.

Trump enfrenta dos cargos de juicio político presentados por los demócratas. Aseguran que el mandatario abusó de su autoridad al presionar a Ucrania para investigar a su rival político Joe Biden y obstruyó al Congreso al intentar de manera agresiva bloquear la investigación de la Cámara de Representantes y sus labores de supervisión como parte del sistema de controles y contrapesos del país.

El presidente traicionó a la nación al abusar de su cargo para reclutar a una potencia extranjera para corromper elecciones democráticas, asegura el reporte de 650 páginas de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes. El presidente retuvo asistencia militar para un aliado como forma de presión, señala el reporte, y con ese comportamiento, Trump ha demostrado que seguirá siendo una amenaza para la seguridad nacional y la Constitución si se le permite continuar en el cargo.

El reporte alega que el presidente posteriormente se involucró en un intento sin precedentes de bloquear la investigación y encubrir sus irregularidades. En la historia de la república, ningún presidente había ordenado jamás desafiar por completo una investigación de juicio político, señaló el documento.

A través de Twitter y después de ordenar a la Casa Blanca que no participara en la investigación de la Cámara de Representantes, Trump insiste en que no ha hecho nada malo. El mandatario promueve la teoría de su abogado Rudy Giuliani de que, de hecho, fueron Biden y Ucrania los que interfirieron, un concepto que la mayoría de los demás republicanos evitan.

Apegándose al lenguaje que ha utilizado durante meses, Trump tuiteó el lunes: La farsa de juicio político es el mayor engaño en la historia de la política estadounidense.

Se prevé que apenas un puñado de demócratas se opongan al juicio político, en una votación en la que la presidenta de la cámara baja Nancy Pelosi esperaba evitar que los demócratas enfrentaran sin ayuda.

Un demócrata, el representante Jeff Van Drew por Nueva Jersey, perdió a cinco elementos clave de su personal el lunes después de que dijo que votaría en contra del juicio político e indicó que cambiaría de partido para convertirse en republicano. Otro demócrata, el centrista Collin Peterson, aún no decide su voto, según su portavoz.

___

Los periodistas de Associated Press Laurie Kellman y Alan Fram en Washington, David Eggert en Rochester, Michigan, y Steve Karnowski en Minnesota contribuyeron a este despacho.