Miles de personas sufrieron tropiezos para votar en Ohio

Miles de habitantes de Ohio no pudieron conseguir papeletas para votar estando fuera del estado en las elecciones del año pasado debido a que sus firmas estaban ausentes o alteradas, determinó una i...

Miles de habitantes de Ohio no pudieron conseguir papeletas para votar estando fuera del estado en las elecciones del año pasado debido a que sus firmas estaban ausentes o alteradas, determinó una investigación de The Associated Press.

El requerimiento de firmar en ese tipo de aplicaciones es un aspecto usualmente ignorado en el proceso de votación de Ohio, que ha pasado a ser en parte por correo desde que se introdujo la posibilidad de votar a distancia en el 2005.

Para los partidarios de esa restricción, es una herramienta válida contra el fraude electoral y ofrece un nivel adicional de protección al sufragio a distancia. Pero para los detractores, es una maniobra para privarle a muchas personas del derecho a votar.

Susan Barnard, de Dayton, relató que su esposo de 78 años, quien sufre de cáncer, no pudo votar el año pasado debido al requerimiento de la firma.

Habíamos planeado irnos de crucero en otoño, para levantarle el ánimo, contó Barnard, de 73 años. Caía justo el día de las elecciones, así que íbamos a votar por correo. Pero todo se hizo a último minuto y él no tenía la firma, así que no pudo votar.

Añadió que su esposo ansiaba en participar en esas elecciones, en que se votó por gobernador, la Corte Suprema estatal y el Congreso. Barnard sospecha que a su esposo simplemente se le olvidó poner la firma.

Cifras entregadas a la AP tras demandas de información pública hechas a las 88 juntas electorales de Ohio muestran que 21 condados rechazaron más de 6.500 solicitudes de votar a distancia porque la firma no estaba o no se cotejaba con la que estaba en la base de datos. Otros cinco condados rechazaron 850 solicitudes por diversas razones que no fueron especificadas.

Los pocos condados que le hicieron seguimiento a las aplicaciones rechazadas aseguran que en su mayoría los inconvenientes fueron resueltos el día de las elecciones o poco antes.

Doce condados reportaron no haber tenido problema alguno con las firmas y los restantes dijeron que no llevaron la cuenta. El tema de las aplicaciones rechazadas por firmas defectuosas está prácticamente ausente de todos los aspectos archivados por el estado tras cada elección, lo que dificulta comparar las elecciones del año pasados con otros años o con otros estados.

La exigencia de una firma correcta es para proteger la integridad de las elecciones en Ohio, declaró el representante estatal John Becker, republicano.