Condenan a expresidente de Sudán a 2 años por corrupción

Un tribunal de Sudán condenó el sábado al expresidente Omar al-Bashir por lavado de dinero y corrupción y lo sentenció a dos años en un centro de rehabilitación.

Un tribunal de Sudán condenó el sábado al expresidente Omar al-Bashir por lavado de dinero y corrupción y lo sentenció a dos años en un centro de rehabilitación.

Este es el primer fallo de una serie de procesos legales contra al-Bashir, a quien también reclama la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y genocidio por el conflicto de Darfur en la década de 2000.

La condena llega a un año de que manifestantes sudaneses iniciaron una revuelta contra su autoritario gobierno. En sus tres décadas en el poder, Sudán entró a la lista estadounidense de países que patrocinan el terrorismo y su economía se resintió por años de mala gestión y sanciones de Washington.

Al-Bashir está detenido desde abril, cuando el ejército lo derrocó luego de meses de protestas en todo el país. El levantamiento obligó también a los militares a firmar un acuerdo para compartir el poder con civiles.

Según la ley sudanesa, al-Bashir, 75, ingresará a un centro de rehabilitación estatal para mayores condenados por delitos que no acarrean pena de muerte.

Antes de la lectura del fallo, simpatizantes del exmandatario interrumpieron la sesión y fueron expulsados de la sala por las fuerzas de seguridad. Al-Bashir estuvo en la jaula de los acusados, vestido con una túnica tradicional blanca y un turbante. Llegó al Instituto de Ciencia Legal de la capital, Jartum, en una camioneta Land Cruiser blanca entre fuertes medidas de seguridad.

El expresidente fue acusado antes este año de lavado de dinero, luego de que en su casa se incautaron millones de dólares, euros y libras sudanesas poco después de su marcha del poder.

___

Magdy informó desde El Cairo.