Desarticulan una red mundial de hackers de información bursátil que operaba desde EU y Ucrania

  • La acusación señala a nueve personas que habrían generado ganancias por más de 30 millones de dólares en operaciones accionarias.
  • Robaron unos 150 mil boletines de prensa con información sensible, antes de que estos fueran hechos públicos.
  • La red operaba en Estados Unidos y Ucrania entre 2012 y 2013.

Autoridades federales de Estados Unidos presentaron este martes cargos contra una red internacional de hackers que robaba comunicados confidenciales de empresas a fin de lucrar con esa información en transacciones bursátiles.

Realizó transacciones con base en 800 de los boletines que extrajeron de las bases de tres servicios de información financiera La acusación, difundida en Nueva Jersey, señala a nueve personas que habrían generado ganancias por más de 30 millones de dólares en operaciones accionarias, tras robar unos 150 mil boletines de prensa con información sensible, antes de que estos fueran hechos públicos.

Según la acusación, este es el mayor esquema criminal en su tipo, que combina a piratas cibernéticos que lucran con información financiera confidencial de manera ilegal.

La red, que operó entre 2012 y 2013, estaba basada en Estados Unidos y Ucrania.

Las autoridades apuntaron que la red realizó transacciones con base en 800 de los boletines que extrajeron de las bases de tres servicios de información financiera: Marketwired, PR Newswire y Business Wire, muy usados por la iniciativa privada de Estados Unidos.

El procurador general de Estados Unidos, Paul Fishman, indicó en un comunicado que los acusados violaron las normas del mercado de valores y engañaron al público inversionista al montar un esquema de transacciones y robo de información sin precedente.

Según Fishman, "los acusados lanzaron una serie de tenaces y sofisticados ciberataques contra tres grandes empresas de cables de información, robaron información altamente confidencial y la usaron para enriquecerse a expensas de compañías públicas y accionistas".

Las autoridades precisaron que cinco de los acusados permanecen bajo arresto, en tanto que para los cuatro sospechosos restantes, quienes se encuentran en Ucrania, ya fueron emitidas órdenes de aprehensión internacionales.

De ser encontrados culpables de los cargos que se les imputan, los acusados podrían recibir una condena de hasta 20 años de prisión.