El fundador de Blackwater visitó Venezuela

Erik Prince, el fundador de la controvertida firma de seguridad que solía llamarse Blackwater, viajó a Caracas el mes pasado para reunirse en secreto con la vicepresidenta venezolana Delcy Rodrígue...

Erik Prince, el fundador de la controvertida firma de seguridad que solía llamarse Blackwater, viajó a Caracas el mes pasado para reunirse en secreto con la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, según varias personas al tanto de la visita.

Se desconoce si Prince, que en el pasado ha alardeado de sus vínculos con la CIA y cuya hermana es la secretaria de Educación de Estados Unidos, Betsy DeVos, llevaba un mensaje del gobierno de Donald Trump, que ha impuesto fuertes sanciones a Venezuela, impidiéndoles a los estadounidenses realizar negocios con el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro.

Prince viajó a Caracas para la reunión con la vicepresidenta Rodríguez a fines de noviembre tras avisarle a las autoridades estadounidenses, dijo una persona enterada de la entrevista. Rodríguez es una de varias docenas de funcionarios venezolanos sancionados por Washington.

En una cena privada en casa de Rodríguez, se cree que Prince pidió la liberación de seis empleados de Citgo, una filial de Petróleos de Venezuela con sede en Houston, dijo la persona, que habló a condición de guardar el anonimato debido a lo delicado de la visita.

Dos semanas después, a los seis hombres _cinco de ellos con nacionalidad tanto venezolana como estadounidense_ se les concedió arresto domiciliario. Han estado detenidos más de dos años por cargos de malversación de fondos que el gobierno estadounidense cree están fundados.

Otras dos personas también estaban enteradas de la reunión, pero no conocían bien de qué se habló.

Rodríguez no respondió a una solicitud de comentarios, ni tampoco su hermano, el ministro de Comunicaciones Jorge Rodríguez.

El portavoz Marc Cohen indicó que Prince no tenía nada que comentar.

El viaje deja entrever un cierto cambio de estrategia de Prince, que en meses anteriores había conversado con varias personas sobre un plan para derrocar a Maduro.

Prince adquirió notoriedad después de que empleados de Blackwater mataron a balazos a civiles iraquíes en la Plaza Nisur de Bagdad durante la guerra de Irak, lo que dejó ver el papel de contratistas privados en los operativos militares estadounidenses en el extranjero.

El Departamento de Estado no hizo comentarios.