Salvan más de 1.000 reliquias de manos del Estado Islámico

Trabajadores del museo de la ciudad siria de Raqqa salvaron más de 1.000 reliquias y mosaicos de manos de milicianos del grupo Estado Islámico al esconderlos en depósitos o lugares subterráneos, d...

Trabajadores del museo de la ciudad siria de Raqqa salvaron más de 1.000 reliquias y mosaicos de manos de milicianos del grupo Estado Islámico al esconderlos en depósitos o lugares subterráneos, dijeron funcionarios sirios y expertos el jueves.

El gobierno dirigido por kurdos sirios en el noreste de Siria dijo que las 1.097 piezas _que eran parte de las casi 7.000 reliquias del museo de Raqqa_ han sido salvadas.

El museo fue saqueado y dañado por milicianos durante la guerra en Siria, pero perdió la mayoría de sus piezas en el 2014, cuando el EI tomó control de la ciudad. Los milicianos fueron derrotados y expulsados de Raqqa en el 2017. Desde entonces, el gobierno local ha estado trabajando para rehabilitar el museo y contabilizar las piezas que aún quedan.

Maamoun Abdul-Karim, exdirector general de Antigí¼edades y Museos de Siria, dijo a The Associated Press que las 1.097 piezas fueron parte de las 5.800 piezas que se guardaron en un lugar seguro a comienzos de la guerra.

Dijo que el heroico personal del museo escondió lo que más pudo mientras los milicianos avanzaban en la ciudad.

Desde que la ciudad fue liberada, el gobierno de extracción kurda y el personal del museo han estado buscando lo que queda del tesoro escondido, dijo. El total de las piezas contabilizadas hasta ahora es 1.097, incluyendo mosaicos romanos e islámicos, monedas de varias eras y decoraciones islámicas de estuco.

Abdul-Karim dijo que la mayoría del arte rescatado fue hallado en un depósito en las afueras de Raqqa, donde lo habían escondido de los milicianos en cámaras subterráneas y puertas secretas.

En un momento dado habíamos perdido las esperanzas, dijo Abdul-Karim, quien ahora enseña en la universidad de Damasco. Ahora pensamos que esta es la victoria más grande.

Dijo que cientos de otras piezas que fueron escondidas en la sucursal del banco central en Raqqa fueron descubiertas y robadas por milicianos.