Policías de Detroit robaron a narcos y plantaron drogas

Investigadores a cargo de una pesquisa sobre posibles irregularidades cometidas por agentes de la unidad antinarcóticos del Departamento de Policía de Detroit han hallado que algunos oficiales robar...

Investigadores a cargo de una pesquisa sobre posibles irregularidades cometidas por agentes de la unidad antinarcóticos del Departamento de Policía de Detroit han hallado que algunos oficiales robaron a narcotraficantes, plantaron drogas a sospechosos y mintieron a fiscales para conseguir órdenes de cateo, dijo el jefe de la policía.

Mientras la investigación prosigue, se podrían hallar más problemas, dijo el jefe James Craig al The Detroit News en una historia publicada en internet el miércoles. El número de investigadores de asuntos internos de la sección de Estándares Profesionales del departamento también ha aumentado conforme ellos comenzaron a ver la magnitud de los problemas, dijo.

Hasta ahora nadie ha sido acusado. La unidad antinarcóticos fue cateada el 22 de agosto y se confiscaron documentos que datan de hace una década, así como computadoras. Integrantes de la unidad con cinco o más años de experiencia fueron reasignados.

El enfoque de nuestra pesquisa es más o menos 10 años, dijo Craig. Sin embargo, desde la redada, sólo hemos revisado el último año y medio. Así que todavía nos queda mucho por revisar.

Desgraciadamente, mientras proseguimos con nuestra investigación, pensamos que va a crecer en términos de magnitud, dijo Craig.

Hasta ahora, la investigación ha hallado una media docena de ocasiones en las que agentes presuntamente robaron dinero a narcotraficantes y dos en las que plantaron drogas a sospechosos, reportó el diario. También se descubrió que dinero para pagar a informantes fue robado y presuntamente se falsificaron declaraciones juradas para que fiscales aprobaran órdenes de cateo.

En 11 ocasiones también se aprobó inapropiadamente que sospechosos fungieran como informantes policiales, dijo Craig, quien resaltó que eso sólo puede ser autorizado por una fiscalía.