Chile: Congreso vota acusación constitucional contra Piñera

El Congreso chileno votaba el jueves una acusación constitucional, la segunda en 63 años, contra el presidente Sebastián Piñera mientras afuera del recinto se registraban manifestaciones.

El Congreso chileno votaba el jueves una acusación constitucional, la segunda en 63 años, contra el presidente Sebastián Piñera mientras afuera del recinto se registraban manifestaciones.

Piñera es juzgado por su presunta responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos cometidas por la policía y las fuerzas armadas durante la represión de las protestas tras el estallido social de octubre que aún sacude al país. La acusación se enfoca en el proceder de ambas fuerzas durante el estado de emergencia decretado por Piñera al comienzo de la revuelta y que se mantuvo en vigor por nueve días.

Para que la acusación prospere se requieren la mitad de los votos de los diputados y dos tercios del Senado, algo virtualmente imposible. La oposición en conjunto no cuenta con este número de legisladores y no todo el arco opositor está a favor de esta medida.

De prosperar la acusación, Piñera serpia destituido de la presidencia y quedaría inhabilitado ejercer cargos públicos por un período de cinco años.

Esta la primera vez desde el regreso de la democracia en 1990 que un mandatario recibe una acusación constitucional.

Mientras se debatía en el interior de la sede del Poder Legislativo, ubicada en el vecino puerto de Valparaíso, afuera los manifestantes eran dispersados por carros lanza agua de la policía.

Mientras tanto, algunas mujeres realizaban performances cantando el himno feminista El violador eres tú, que ha alcanzado fama mundial, creado por el grupo Lastesis de Valparaíso.

La víspera el Senado aprobó  una acusación constitucional contra el exministro del Interior Andrés Chadwick, en ejercicio durante el estallido social del 18 de octubre. Chadwick fue condenado por su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos e inhabilitado para ocupar un cargo público por los próximos cinco años.