Jefe ONU: Fracaso en clima significará un desastre

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó el jueves a países y empresas a que tomen medidas contra el cambio climático y aseguró que el no hacerlo provocará un desastre económic...

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó el jueves a países y empresas a que tomen medidas contra el cambio climático y aseguró que el no hacerlo provocará un desastre económico.

En un discurso ante la reunión climática anual de la ONU, Guterres dijo que los temores de que las medidas para reducir las emisiones de gas invernadero significarán el fin de las industrias existentes derivan de desconocer las oportunidades creadas por la economía verde.

Desde hace demasiado tiempo, los intereses creados difunden la historia falsa de que el crecimiento económico es incompatible con las medidas contra el cambio climático, dijo el jefe de la ONU. Esto es una patraña.

La realidad es que no tomar medidas contra el calentamiento global es una receta infalible para el desastre económico, añadió.

Citó un estudio según el cual la transición a una economía baja en carbono crearía 35 millones de empleos nuevos en el mundo para 2030 y estimularía el crecimiento en 26 billones de dólares.

Los científicos sostienen que es necesario dejar de usar combustibles fósiles como máximo para 2050 a fin de garantizar que las temperaturas globales no aumenten más de 1,5 grados Celsius en este siglo.

Esta transición es necesaria para beneficiar a todos, dijo. Y no realizar esta transición solo permitirá, como he dicho, la supervivencia de los más ricos.

Al iniciar las negociaciones en Madrid su anteúltima jornada, los acuerdos sobre asuntos cruciales aún distan de alcanzarse.

Los países vulnerables expresaron su indignación ante la oferta australiana de aferrarse a pilas de certificados de emisiones de un sistema desacreditado que le permitiría cumplir sus compromisos sin reducir la contaminación.

Tampoco hubo progresos en las negociaciones sobre las normas para los mercados globales de carbón y la ayuda a países pobres ya afectados por el cambio climático.

La presidenta de la cumbre, la ministra de Ambiente chilena Carolina Schmidt, pidió a los delegados que no busquen pretextos para no llegar a acuerdos. Añadió que los jóvenes y las mujeres del mundo exigen medidas a la altura del reto histórico que enfrentamos.

Les pido que trabajen juntos para poder dar una respuesta positiva mañana, dijo Schmidt.

Durante la noche, la oficina de la ONU para el clima dijo que permitiría el regreso de decenas de observadores que fueron expulsados de la reunión.

Un centenar de personas fueron obligadas a salir el miércoles cuando algunas participaron de una manifestación espontánea fuera de una sala donde hablaba Guterres.

Los manifestantes dijeron que protestaban contra el lento avance de las conversaciones y la aparente falta de disposición de los grandes emisores de gases de invernadero de hacer más para detener el calentamiento global.

La oficina de la ONU para el clima dijo el jueves que los manifestantes violaron las normas acordadas para poder asistir, entre ellas la prohibición de realizar manifestaciones no autorizadas.

En un comunicado conjunto, representantes de los distintos grupos dijeron que acatarían las normas y pedirían autorización para futuras protestas.