Intentarán recuperar cadáveres tras erupción en N. Zelanda

Un equipo de socorristas aterrizará el viernes en una pequeña isla volcánica de Nueva Zelanda para intentar recuperar los cadáveres de ocho víctimas de una erupción que mató además a otras och...

Un equipo de socorristas aterrizará el viernes en una pequeña isla volcánica de Nueva Zelanda para intentar recuperar los cadáveres de ocho víctimas de una erupción que mató además a otras ocho personas.

La policía de Nueva Zelanda anunció el jueves que el intento de recuperación se realizará a pesar de la posibilidad de nuevas erupciones en la Isla White, de donde ha salido vapor y lodo en medio de una creciente actividad sísmica.

La policía, las fuerzas armadas, volcanólogos y otros monitorearán los intentos de recuperación del buque HMNZS Wellington, que estará anclado en las cercanías, dijeron autoridades.

El jefe policial Mike Clement dijo a reporteros que el operativo "no es libre de riesgos".

"Irán a la isla y harán todos los esfuerzos posibles para recuperar todos los cadáveres", expresó Clement.

La actividad volcánica ha entorpecido los intentos de sacar a las víctimas del lugar desde la erupción del lunes, ocurrida en momentos en que 47 turistas paseaban por la isla con sus guías. Además de las víctimas, cuyos restos quedaron en la isla, otras ocho personas murieron y decenas resultaron gravemente heridas por la erupción de vapor y cenizas incandescentes.

La policía insiste en que es necesario realizar el operativo de una manera gradual y metódica, a fin de preservar cualquier vestigio que pueda ayudar a identificar a las víctimas. Sin embargo, los pronósticos de mal tiempo llevaron a la decisión de realizar el intento a la brevedad.

La lluvia, al mezclarse con la densa capa de cenizas volcánicas, podría enfrascar los cadáveres en una sustancia parecida al cemento y así dificultar aún más su salida.

"Mis inquietudes son el clima, la dirección del viento, el estado del mar, porque podrían agravar los riesgos y complicar las cosas", declaró Clement.

Equipos médicos trabajaban las 24 horas para atender a los heridos en las unidades de víctimas de quemaduras de los hospitales.

La gravedad de la situación quedó patente cuando el doctor Peter Watson, director del equipo médico, dijo en conferencia de prensa que Nueva Zelanda había pedido piel humana para trasplantes a bancos de piel en Estados Unidos. Los médicos calculan que necesitan 120 metros cuadrados (1.300 pies cuadrados) de piel para trasplantes, anunció Watson.

Unidades médicas australianas han enviado dos metros cuadrados (21 pies cuadrados) de piel a Nueva Zelanda.

"La piel se usa principalmente en pacientes con las quemaduras más graves, particularmente si tienen quemaduras con más del 50% de su cuerpo", declaró Stefan Paniatowski, director de un banco de tejidos humanos.