California sopesa declarar THC como riesgo para embarazadas

Un panel en California debatía el miércoles sobre la fiabilidad y precisión de abundantes estudios mientras considera la posibilidad de declarar a la principal sustancia psicoactiva de la marihuana...

Un panel en California debatía el miércoles sobre la fiabilidad y precisión de abundantes estudios mientras considera la posibilidad de declarar a la principal sustancia psicoactiva de la marihuana, el THC, un riesgo de salud para embarazadas y obligar así la colocación de advertencias en productos de cannabis que se venden legalmente en el estado más poblado del país.

Según encuestas, un creciente número de futuras madres recurren a productos derivados de la marihuana como remedio contra las náuseas matutinas y los dolores de cabeza, aunque su efectividad no ha sido respaldada por la ciencia.

El Developmental and Reproductive Toxicant Identification Committee, un grupo de científicos nombrados por el gobernador, se ha centrado en determinar si el THC y fumar marihuana causan toxicidad reproductiva.

Un hallazgo afirmativo convertiría al THC en una de las centenares de sustancias que se considera causan cáncer o defectos de nacimiento como el arsénico y el plomo, y obligaría la colocación de una etiqueta de advertencia a los productos como lo establece la ley en California.

El panel se reunió en Sacramento para profundizar sobre los numerosos estudios que han examinado si el uso de cannabis durante el embarazo puede ser relacionado con bajo peso del recién nacido, partos prematuros, mortalidad infantil así como problemas cognitivos y de salud entre los menores.

Los expertos debatieron si los estudios cuentan con la amplitud y solidez científica suficiente para emitir juicios sobre las consecuencias del THC durante el embarazo. Algunos estudios no aclararon la frecuencia con la que las madres utilizaron la marihuana durante el embarazo o qué otros productos consumieron. Otros no incluyeron casos en los que las madres utilizaron marihuana y tabaco, y si esto podría haber distorsionado los resultados.

Debido a que algunos estudios incluyeron solo pruebas en animales, como ratones o ratas, el panel discutió si esos resultados podrían ser utilizados para considerar las secuelas de la marihuana en las personas. En otros casos, los estudios dependieron de los relatos de las nuevas madres, poniendo en duda la fiabilidad de la información.

Se desconocía si el panel realizaría una votación el miércoles.

Funcionarios de la industriadel cannabis afirman que hay poca investigación solida disponible sobre el THC que sustente la implementación de la medida y advirtieron que podría exponer a las compañías del sector a demandas frente a reclamos no verificados de daños por uso de marihuana durante el embarazo.

___

Blood, que informó desde Los íngeles, es miembro del equipo especializado de la AP en asuntos de marihuana. Está en Twitter como http://twitter.com/MichaelRBloodAP.