Estados de Brasil negocian fondos para Amazonia con Noruega

Los estados de la región amazónica de Brasil sostuvieron conversaciones el miércoles con Noruega sobre la posibilidad de recibir unos 500 millones de dólares en fondos para proyectos sustentables ...

Los estados de la región amazónica de Brasil sostuvieron conversaciones el miércoles con Noruega sobre la posibilidad de recibir unos 500 millones de dólares en fondos para proyectos sustentables de la selva, en caso de que fracase un acuerdo de ayuda a nivel federal.

Los 500 millones de dólares habían sido destinados para el Fondo Amazonía de Brasil, creado en 2008 con el objetivo de recibir donaciones para proyectos que ayuden a contener la deforestación. Pero Noruega no está de acuerdo con los cambios que el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, propuso para el fondo, y el dinero sigue congelado a la espera de un posible acuerdo, dijo a The Associated Press la oficina de prensa del ministro de Medio Ambiente de Noruega, Jo Raden.

Sin embargo, de no concretarse un acuerdo federal, nueve estados de la Amazonía de Brasil esperan recibir el financiamiento directamente, según el gobernador de Amapá, Waldez Góes, quien se reunió el miércoles con la ministra de Medio Ambiente y Clima de Noruega, Ola Elvestuen, en la cumbre climática de la ONU.

Si ellos (los gobiernos nacionales) no pueden resolver su desacuerdo, tendrán que pensar en mecanismos como los nuestros, dijo Góes, quien dirige el consorcio de estados, en entrevista telefónica desde Madrid.

Las conversaciones con Noruega son parte de una labor más extensa de los estados amazónicos para tener contacto directo con los países donantes en momentos de escepticismo global en cuanto a la voluntad del gobierno del presidente Jair Bolsonaro para combatir la deforestación.

Además de Noruega, los gobernadores también hablaron con representantes de Alemania, que este año suspendió el financiamiento para proyectos ambientales, así como de Francia, Reino Unido y Estados Unidos, señaló Góes.

Un informe anual que el instituto de investigación espacial de Brasil publicó el mes pasado, muestra que la deforestación en la Amazonía aumentó casi 30% en el año que concluyó en julio, en comparación con el periodo previo de 12 meses.

Los líderes extranjeros también han desaprobado que Bolsonaro y su gobierno ataquen reiteradamente a académicos, expertos y grupos sin fines de lucro que trabajan para proteger al medio ambiente.

Bolsonaro, excapitán del ejército, insinuó sin ofrecer evidencia que los grupos no lucrativos fueron los responsables de algunos de los incendios de julio y agosto con el objetivo de hacer quedar mal a su gobierno. Después afirmó que el actor estadounidense Leonardo DiCaprio era en parte responsable de los incendios por financiar a algunos de estos organismos. DiCaprio negó haberlos financiado, pero expresó su solidaridad hacia ellos.

En abril, el presidente emitió un decreto que disolvía a decenas de comités en los que organismos, expertos y miembros de la sociedad civil tenían una participación importante. Uno de ellos fue el Comité Orientador del Fondo Amazonía, que determinaba el criterio para la selección de proyectos y asignación de fondos.

Uno de los puntos clave de las negociaciones entre ambos países para desbloquear la donación de 500 millones de dólares es la organización de un nuevo comité gobernante, y Salles presiona para que haya más supervisión del gobierno.

Los gobernadores estatales en la región amazónica han intentado distanciarse de la crítica y comentarios incendiarios del gobierno, presentándose como defensores incondicionales del fondo y del medio ambiente.

Intentamos alejarnos de esta agenda negativa, dijo Góes. Aunque espera que los funcionarios en Brasil encuentren una solución al actual estancamiento del fondo, dijo que los estados amazónicos deben estar listos para ofrecer una alternativa.

La idea del consorcio de los estados amazónicos surgió hace dos años, antes de la elección de Bolsonaro, pero su estatus legal y la capacidad de recibir financiamiento del extranjero sin aprobación federal sólo se establecieron este año.