Continúa búsqueda de avión chileno perdido con 38 pasajeros

La búsqueda internacional de un avión militar chileno con 38 pasajeros a bordo que se perdió sobre el tormentoso Paso Drake seguía sin resultados el miércoles, cuando las tareas de localización ...

La búsqueda internacional de un avión militar chileno con 38 pasajeros a bordo que se perdió sobre el tormentoso Paso Drake seguía sin resultados el miércoles, cuando las tareas de localización se expandieron a un área aproximada de 400 por 450 kilómetros.

Pasado el mediodía llegaron a Punta Arenas, a unos 3.000 kilómetros al sur de la capital chilena, los familiares de los pasajeros para a informarse con detalle sobre las tareas de rescate. Con ellos viajaron psicólogos, sociólogos, juristas y asistentes sociales para apoyarlos. Otros parientes habían llegado la víspera.

El general Eduardo Mosqueira, jefe de la Cuarta Brigada Aérea de Chile, informó en rueda de prensa que hoy día han mejorado las condiciones de visibilidad y de altitud en el área así que podemos tener mayores expectativas".

En la operación participan medios marinos, aéreos, submarinos y satelitales de Argentina, Brasil, Estados Unidos y Uruguay. En los próximos días llegarán al país rescatistas de otras naciones. Por la tarde se espera un avión de la fuerza aérea británica y el jueves se sumará a las labores de rescate un avión estadounidense.

Lo más difícil son las condiciones meteorológicas del área, señaló Mosqueira, quien precisó que las nubes en el Paso Drake, que une el continente con la Antártica, están a una altitud de unos 300 metros.

Mosqueira indicó que el área de búsqueda del aparato fue ampliada a nuevos cuadrantes equivalentes a distancias de unos 400 por 450 kilómetros y que en las labores de rescate participan 640 personas, incluidos 69 extranjeros.

Añadió que el protocolo de rescate establece seis días de búsqueda, que se pueden ampliar a cuatro más por decisión de las autoridades. Pero el presidente Sebastián Piñera y su ministro de Defensa, Alberto Espina, dijeron la víspera que no había un tope de tiempo.

El comandante de la Tercera Zona Naval, Ronald Baash, precisó que los barcos trabajan en cuatro áreas de 80 por 80 kilómetros y añadió que el buque brasileño Almirante Maximiano ya opera en la zona, concretamente en la búsqueda submarina, donde la profundidad llega hasta los 4.000 metros.

Baash explicó que dadas las diferencias en la velocidad de aviones y buques, la fuerza aérea está expandiendo el aérea mientras nosotros vamos lentamente avanzando y asegurando de que en la misma proporción vayamos cubriendo todos los sectores".

El avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile que transportaba 17 tripulantes y 21 pasajeros, incluidos tres civiles, se comunicó por última vez con la torre de control el lunes a las 18.13 (2113 GMT), 70 minutos después de despegar.

Mosqueira dijo a The Associated Press que vamos a continuar (la búsqueda) las 24 horas al día... con los medios que están a nuestra disposición, tanto de la Fuerza Aérea como medios de la Armada y también de Fuerzas Aéreas amigas.

El general declinó comentar las palabras del comandante en jefe de la Fuerza Aérea, general Arturo Merino, quien la víspera señaló que una de las posibilidades de que el avión no haya disparado la señal de alerta es que muchas veces cuando los impactos son demasiado fuertes en el agua, y el avión se hunde rápidamente, no alcanza a emitir señal.

La Fuerza Aérea chilena, que realiza viajes a la Antártica al menos una vez al mes, informó que los dos pilotos del Hércules tenían amplia experiencia, que recientemente habían sido destacados en Estados Unidos por su destreza y que la aeronave estaba en buenas condiciones técnicas.

El Hércules C-130, de cuatro motores, es definido como un caballo de batalla militar que comenzó a fabricarse y volar en 1950, afirmó a AP el expiloto de la compañía US Airways de Estados Unidos John M. Cox, actual director ejecutivo de la consultora Safety Operating Systems.