Finlandia: Nominan a mujer joven para ser primera ministra

La legisladora y ministra de transporte Sanna Marin fue nominada el domingo para ser primera ministra de Finlandia, la más joven en la historia del país a sus 34 años y la tercera mujer en encabeza...

La legisladora y ministra de transporte Sanna Marin fue nominada el domingo para ser primera ministra de Finlandia, la más joven en la historia del país a sus 34 años y la tercera mujer en encabezar el gobierno.

El consejo del gobernante Partido Socialdemócrata votó 32-29 en la noche para nominar a Marin por encima de su rival Antti Lindtman, con el fin de que asuma el principal puesto gubernamental que desempeñaba Antti Rinne.

Tras convertirse en el partido más grande de Finlandia tras las elecciones de abril, los socialdemócratas pueden nominar a uno de sus miembros al puesto de primer ministro en esta nación nórdica de 5,5 millones de habitantes.

Marin ha sido vicepresidenta del partido, legisladora desde 2015 y hasta esta semana ejerció el puesto de ministra de Transporte y Comunicaciones. Probablemente los legisladores aprueben rápidamente la nominación de Marin y de su nuevo gobierno, de forma que pueda representar a Finlandia en la cumbre de líderes de la Unión Europea en Bruselas el 12 y 13 de diciembre.

Rinne dejó el puesto el martes luego de que un socio crucial de su coalición, el Partido del Centro, le retiró su apoyo por falta de confianza. El partido también criticó las capacidades de liderazgo de Rinne antes de que en noviembre estallara una huelga de dos semanas del servicio postal Posti, propiedad del Estado, la cual se extendió a otros sectores, incluyendo la aerolínea nacional Finnair.

Tras la renuncia de Rinne se produjo la renuncia formal de una coalición de los socialdemócratas y el Partido del Centro y otros tres socios: los Verdes, la Alianza de Izquierda y el Partido Popular Sueco de Finlandia.

Los socialdemócratas y los otros cuatro partidos de la coalición dijeron el domingo que están comprometidos con el programa gubernamental acordado tras las elecciones de abril y que continuará en el nuevo gobierno de Marin. Éste tendrá una cómoda mayoría de 117 escaños en el Eduskunta, el Parlamento de 200 bancas.

Los socialdemócratas indicaron el domingo que desean que Rinne, exlíder sindical, se convierta en vicepresidente del Parlamento. También planea seguir siendo presidente de los socialdemócratas hasta que el partido lleve a cabo un congreso a mediados del año próximo.