Israel aplaude gesto de empresario suizo-libanés

El presidente israelí dio el domingo la bienvenida a un empresario suizo-libanés que compró reliquias nazis y se las donó a Israel para evitar que cayeran en manos de neonazis.

El presidente israelí dio el domingo la bienvenida a un empresario suizo-libanés que compró reliquias nazis y se las donó a Israel para evitar que cayeran en manos de neonazis.

El presidente, Reuven Rivlin, aplaudió al empresario Abdallah Chatla, calificando su gesto como un acto de bondad.

Chatila, un libanés cristiano que desde hace décadas vive en Suiza, pagó unos 600.000 euros (660.000 dólares) por las reliquias en una subasta en Munich el mes pasado. Inicialmente iba a destruirlas, tras enterarse de que grupos judíos objetaron la subasta.

Pero poco antes de la subasta, decidió que mejor sería donar los objetos a organizaciones judías.

Entre las reliquias estaba un sobrero que usó Hitler, una edición de Mein Kampf (Mi lucha, el libro de Hitler) con portada plateada y una máquina de escribir usada por la secretaria del dictador nazi.

Los objetos serán donados al Museo del Holocausto Yad Vashem en Israel y al Museo del Holocausto de Estados Unidos.