Periodista salvadoreño logra acuerdo en demanda por arresto

Un periodista de habla hispana que pasó 15 meses en un centro de retención de inmigrantes tras su arresto en una protesta llegó a un acuerdo en su demanda legal contra dos gobiernos en Memphis, Ten...

Un periodista de habla hispana que pasó 15 meses en un centro de retención de inmigrantes tras su arresto en una protesta llegó a un acuerdo en su demanda legal contra dos gobiernos en Memphis, Tennessee.

El diario Commercial Appeal publicó que el gobierno del condado Shelby pagó 10.000 dólares a Manuel Durán y sus abogados. El gobierno del condado opera la cárcel en que el periodista salvadoreño estuvo detenido antes de ser trasladado a un centro del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) en abril de 2018.

Documentos obtenidos por el periódico muestran que el Ayuntamiento de Memphis pagó otros 9.000 dólares. Policías de Memphis estuvieron involucrados en la detención de Durán.

El periodista ha retirado su demanda contra la ciudad, el condado y varios funcionarios.

El salvadoreño fue arrestado mientras cubría la marcha en contra de las políticas migratorias en Memphis. Los manifestantes habían bloqueado una calle frente a una corte en el centro de la ciudad en el 50mo aniversario del asesinato del reverendo Martin Luther King. Jr.

Los cargos a Durán relacionados con la protesta fueron retirados subsecuentemente, pero Duran fue detenido por agentes de inmigración una vez que fue liberado de la cárcel.

El ICE ha señalado que Durán fue retenido dado que tenía pendiente una orden de deportación de 2007 después de no haberse presentado en una audiencia ante la corte. Durán aseguró que no recibió ningún aviso para presentarse en el tribunal con una hora y fecha marcada.

Durán tiene años viviendo en Memphis. Administra el portal de noticias Memphis Noticias y ha publicado artículos sobre los efectos de las políticas de inmigración del gobierno de Estados Unidos en la comunidad hispana. Los abogados de Durán han dicho que el periodista llegó a Estados Unidos sin autorización legal en 2006 después de recibir amenazas de muerte relacionadas con sus artículos sobre la corrupción en El Salvador.