Cuba: Bolsonaro es un papagayo que repite argumentos de EEUU

El gobierno cubano calificó de papagayo al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por repetir los mismos argumentos de Estados Unidos para desprestigiar a los médicos isleños que trabajan en program...

El gobierno cubano calificó de papagayo al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por repetir los mismos argumentos de Estados Unidos para desprestigiar a los médicos isleños que trabajan en programas de cooperación con terceros países, sobre todo pobres.

Altos funcionarios de los Estados Unidos han usado la calumnia de que las brigadas médicas cubanas en la República Bolivariana de Venezuela son tropas militares, lo que Bolsonaro repitió como un papagayo, dijo una declaración de la Cancillería de la nación caribeña este jueves.

Cuba retiró desde diciembre de 2018 a miles de médicos de Brasil, Ecuador y Bolivia luego de que gobiernos de derecha tomaran el poder y de alguna manera cuestionaran o eliminaran programas en los cuales trabajaban los cooperantes de la isla --principalmente de salud-- sobre todo en programas para sectores vulnerables.

La Habana suele firmar convenios --en el caso de Brasil lo hacía mediante la Organización Panamericana de la Salud-- para que los galenos viajen a esos países y trabajen en zonas rurales o desfavorecidos.

Los ingresos por estos servicios profesionales son importantes para Cuba, que retiene parte de los salarios de los expertos --aunque mantiene sus puestos de trabajo-- y les ofrece retribuciones aquí, además de algunas prebendas como la posibilidad de adquirir electrodomésticos, y otras.

Estados Unidos acusó a Cuba de enviar junto con los médicos a militares para sostener a gobiernos aliados o realizar provocaciones desestabilizadoras cuando no son amigos y de fomentar una suerte de esclavitud laboral.

Cuba desmintió esta cruzada de Washington y destacó que no se presentó una sola prueba contra la labor profesional cooperante, al tiempo que señaló que sus galenos son voluntarios.

Estados Unidos mantiene un endurecimiento radical de las sanciones contra Cuba presionando un cambio de modelo político mediante la asfixia económica, la persecución a empresas que operen con la isla, las navieras que traigan el petróleo o las limitaciones para el viaje de sus ciudadanos.

Cuba tiene una larga tradición de cooperación con países del tercer mundo, algunos con el envío casi gratuito de médicos a lo largo de cinco décadas que incluso fueron a lugares inhóspitos, por los cuales pasaron ciclones o que enfrentan epidemias como las de ébola en ífrica.

Actualmente se desempeñan 29.000 profesionales de la salud cubanos en 65 países, expresó la Cancillería.

La actitud del Gobierno de Estados Unidos en este asunto es despreciable. La respuesta de Cuba es firme: continuaremos salvando vidas y procurando la salud y el bienestar por el mundo, al límite de nuestras posibilidades, donde quiera que se nos solicite, expresó la nota oficial.