Comienza la huelga del transporte en Francia por pensiones

Los trenes franceses interrumpieron sus servicios el miércoles al anochecer, dando inicio a una serie de protestas y huelgas a nivel nacional contra los planes del presidente Emmanuel Macron para ref...

Los trenes franceses interrumpieron sus servicios el miércoles al anochecer, dando inicio a una serie de protestas y huelgas a nivel nacional contra los planes del presidente Emmanuel Macron para reformar el sistema de jubilación, que muchos franceses consideran un símbolo intocable de su estilo de vida.

Los turistas cancelaron sus planes de viaje, y miles de policías fueron desplegados en París para hacer frente a lo que se prevé sea un día complicado el jueves.

Se calcula que el transporte sea el más afectado por las huelgas, ya que se cancelaron servicios de aviones, trenes y autobuses, y gran parte del sistema del metro parisino dejó de operar. Los trabajadores de la compañía ferroviaria nacional SNCF suspendieron sus labores el miércoles por la noche, mientras que otros servicios prevén hacer lo propio el jueves por la mañana durante un periodo indefinido.

Los trabajadores están molestos por el plan de Macron para reorganizar los 42 sistemas de pensiones del país, por temor a que tendrán que trabajar más tiempo y recibir una pensión menor al jubilarse.

En París, donde los sindicatos planean realizar una gran marcha el jueves, la policía advirtió que podría haber violencia y ordenó el cierre de negocios, cafés y restaurantes a lo largo de la ruta. Las autoridades también prohibieron toda protesta en la avenida de los Campos Elíseos, al igual que en los alrededores del Palacio del Elíseo, del Parlamento y de la catedral de Notre Dame.

El jefe de la policía de París, Didier Lallement, dijo que unos 6.000 agentes se distribuirán por la ciudad, previendo la posibilidad de que grupos de protesta y extremistas problemáticos se sumen a las actividades.

La Torre Eiffel está pidiendo a los turistas que aplacen sus visitas al icónico monumento debido a que las manifestaciones podrían perturbar el acceso el jueves.

Por su parte, el Museo del Louvre indicó que abrirá más tarde de lo habitual ese día, y que algunas salas podrían estar cerradas al público.

Varios hoteles de París reportaron numerosas cancelaciones antes de la huelga, debido a que los turistas se percataron de las posibles interrupciones en el transporte y decidieron no visitar la capital francesa.

La SNCF calculó que nueve rutas de trenes de alta velocidad dejarán de operar, y se prevé que las líneas ferroviarias internacionales también sean afectadas. No había boletos disponibles para los trenes Eurostar en todo el Canal de la Mancha hasta el martes de la próxima semana.

Air France declaró que un 30% de sus vuelos nacionales serán cancelados.

El gobierno indicó que el 55% de los maestros estaría en huelga el jueves, y que los hospitales también se verán afectados.

___

Los periodistas de The Associated Press Claire Parker y Sylvie Corbet en París contribuyeron a este despacho.