Previsión de emisiones cuestiona liderazgo climático de UE

La Unión Europea advirtió el miércoles que podría incumplir su objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, lo que sería un revés en los esfuerzos que ha mostrad...

La Unión Europea advirtió el miércoles que podría incumplir su objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, lo que sería un revés en los esfuerzos que ha mostrado el bloque hasta ahora para erigirse en líder en la lucha contra el cambio climático.

Las medidas existentes dejan al bloque en el camino para recortar sus emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes en un 30% en la próxima década con respecto a los niveles de 1990, explicó la Agencia Medioambiental comunitaria.

Sin embargo, el bloque de 28 naciones tiene el objetivo de rebajarlas en un 40% para 2030 y algunos líderes han pedido elevar la cifra al 55%, con el objetivo a largo plazo de acabar con las nuevas emisiones en 2050.

"Las tendencias recientes muestran una desaceleración del progreso en áreas como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, emisiones industriales, generación de residuos, mejora de la eficiencia energética y la participación en energías renovables", informó la agencia en un reporte. "Mirando al futuro, el ritmo actual de avances no será suficiente para cumplir los objetivos climáticos y de energía de 2030 y 2050".

El informe se publicó coincidiendo con la cumbre del clima de la ONU, que reúne a funcionarios de casi 200 países en Madrid. Está previsto que la nueva Comisión Europea presente la próxima semana su plan a largo plazo para atajar el calentamiento global, conocido como el Acuerdo Verde europeo.

Activistas ambientales dijeron que la UE debería redoblar sus esfuerzos para asegurar el objetivo del Acuerdo de París de 2015 de mantener el calentamiento global por debajo de los 1,5 grados centígrados (2,7 Fahrenheit) para fines del siglo.

"Los actuales líderes de la UE son la última generación que puede evitar el desastre climático", informó Wendel Trio, director del grupo Climate Action Network Europe.

El Parlamento Europeo declaró recientemente una "emergencia climática" simbólica, apuntó Trio, añadiendo que los "ciudadanos quieren que actúen ahora y no en 30 años".

En su reporte, la agencia ambiental europea informó que "todavía existe la posibilidad de cumplir las metas y objetivos a largo plazo para 2030 y 2050" si los países intensifican sus esfuerzos, lo que incluiría abordar asuntos políticamente delicados como los subsidios a los combustibles fósiles.

Otro estudio publicado el miércoles por un grupo de científicos internacionales informó que tanto la Unión Europea como Estados Unidos redujeron sus emisiones un 1,7% entre 2018 y 2019, pero China las incrementó en un 2,6% e India en un 1,8%.

La activista sueca Greta Thunberg dijo que el estudio mostró que "en lugar de las drásticas reducciones que se necesitan de forma desesperada, nuestras emisiones de CO2 siguen aumentando".

"Todavía seguimos avanzando rápido en la dirección equivocada", tuiteó Thunberg, que se espera que llegue a Madrid el viernes para participar en una protesta masiva en el exterior del recinto donde se celebra la COP25.

Con el lema de "Que el mundo despierte ante la emergencia climática", la marcha congregará a unos 10.000 activistas de todo el mundo, dijeron los organizadores, entre ellos representantes de pueblos indígenas latinoamericanos.

"2019 ha sido el año del despertar climático, de la sociedad civil y los jóvenes que se han levantado para pedir más ambición a los dirigentes políticos y la élite económica ante la emergencia climática, no cambio climático", manifestó Pablo Chamorro, portavoz de la agrupación Marcha por el Clima.

La marcha fue organizada apresuradamente en Madrid luego de que la conferencia climática fue trasladada a la capital española, pues inicialmente iba a tener lugar en Chile, donde fue cancelada debido a las protestas allí. Habrá una marcha simultánea en Santiago de Chile.

Además, las agrupaciones realizarán una "Cumbre Social" entre el 7 y el 13 de diciembre en una universidad de Madrid, de forma paralela a un evento similar en la capital chilena con el objetivo de dar voz a comunidades de base.

Estefanía González, miembro de Greenpeace y activista de Marcha por el Clima, declaró: "El debate del cambio climático ha sido secuestrado por un lenguaje técnico. La persona en casa parecía no tener derecho a voz frente a esos técnicos que llevaban las negociaciones. Eso simboliza Greta. Ojalá aparezca más gente como Greta que acapare los micrófonos y los de siempre no monopolicen los discursos".

Por otra parte, el papa Francisco se preguntó si existe voluntad política "con visión de futuro" para hacer frente al cambio climático, al que considera un "desafío de la civilización" para el bien común.

En un mensaje con motivo de la cumbre publicado el miércoles por el Vaticano, Francisco, quien ha hecho del cuidado del medio ambiente uno de los pilares de su papado, lamentó que la conciencia por "nuestro hogar común" sea aún débil.

Lo que hace falta es "una voluntad política clara, con visión de futuro y firme", afirmó el pontífice, agregando: "debemos preguntarnos seriamente si existe la voluntad política" para asignar valientemente los recursos "humanos, financieros y tecnológicos" necesarios para mitigar los efectos negativos del cambio climático".

El papa pidió que no se desperdicie la "oportunidad" que queda.

___

Jordans informó desde Berlín.

___

El Departamento de Noticias sobre Salud y Ciencia de The Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. The Associated Press es la única responsable de su contenido.