Solicitantes de asilo protestan en penal de ICE en Luisiana

Solicitantes de asilo internos en una prisión para migrantes en el norte de Luisiana se negaron a entrar a sus celdas en lo que las familias señalan que es una protesta por su prolongada detención.

Solicitantes de asilo internos en una prisión para migrantes en el norte de Luisiana se negaron a entrar a sus celdas en lo que las familias señalan que es una protesta por su prolongada detención.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) confirmó el martes que había una protesta en marcha en el centro correccional Winn, en Winnfield, una zona rural del estado. Supervisores de la agencia federal estaban en el centro, explicó el vocero, Bryan Cox.

Yuritza Rivera está casada con un solicitante de asilo cubano interno en Winn que lleva siete meses detenido por el ICE. Su esposo le contó que varios de los detenidos están durmiendo en el patio exterior del penal y que algunos escribieron la palabra libertad en sus toallas y sábanas, dijo.

En Winn hay hasta 1.500 reos y es uno de los al menos ocho penales de Luisiana que desde el año pasado empezaron a acoger a migrantes detenidos.