Los Clinton pagaron casi 44 mdd de impuestos federales en los últimos ocho años

  • Los Clinton pagaron al IRS el 35.4 y 35.7% de manera respectiva en 2013 y 2014.
  • Sus contribuciones estatales y municipales fueron del 44.6 y 45.8% de su ingreso.
  • El pago de impuestos puede ser decisivo entre los aspirantes presidenciales.

La aspirante a la candidatura demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, y su esposo el ex presidenteBill Clintonpagaron casi 44 millones de dólares en los pasados ocho años en impuestos federales.

La campaña del aspirante republicano Mitt Romney en 2012 se vio afectada cuando se supo que pagó una tasa del 13% en impuestos durante 10 añosEl equipo de campaña de Clinton dio a conocer este viernes las declaraciones de impuestos del matrimonio de 2007 a 2014 como parte del escrutinio al que son sometidos quienes aspiran a llegar a la Presidencia de Estados Unidos.

"Hillary por América" subrayó que los Clinton pagaron al Servicio Interno de Rentas (IRS) el 35.4 por ciento y 35.7 por ciento de manera respectiva en 2013 y 2014, en tanto en sus contribuciones estatales y municipales ascendieron a tasas del 44.6 y 45.8 por ciento de su ingreso bruto en los mismos años.

El tema del pago de impuestos en los aspirantes presidenciales puede llegar a ser decisivo en las campañas políticas.

En 2012, la campaña del aspirante republicano Mitt Romney se vio afectada luego de que afirmara que pagó una tasa del 13 por ciento en impuestos durante 10 años consecutivos, mientras la mayoría de los estadunidenses contribuyó con alrededor del 35 por ciento.

Un punto contencioso entre los partidos Demócrata y Republicano en tiempos electorales lo constituye las tasa preferenciales que los gobiernos republicanos buscan para los más ricos del país.

El gobierno del ex presidente George W. Bush aprobó una baja en las tasa de impuestos a los estadunidenses de mayor ingreso que el presidente Barack Obama se negó a renovar.

La campaña apunta que la información dada a conocer este viernes incluye el ingreso de los Clinton por conferencias, punto que ha sido criticado por los rivales políticos de la ex secretaria de Estado.