Funcionarios de Washington rechazan la puja legislativa contra las ciudades "santuario"

  • La concejal Alicia Silverman defendió esta política adoptada en el 2008.
  • La Cámara de Representantes aprobó una iniciativa de ley que cortaría fondos federales a ciudades que no colaboren con las autoridades migratorias.
  • La Casa Blanca adelantó que el presidente Barack Obama vetará cualquier iniciativa que el Senado apruebe con este propósito.

Funcionarios de Washingtondemandaron este jueves que el Congreso estadunidense desista de su puja legislativa para aprobar una ley que forzaría a las municipalidades a abandonar las políticas que ofrecen santuario a los indocumentados.

Lo que el Congreso debería de estar haciendo es enfocarse en temas como una amplia reforma migratoria o aumentar el salario mínimo"Lo que el Congreso debería de estar haciendo es enfocarse en temas como una amplia reforma migratoria o aumentar el salario mínimo y que dejen que nuestra comunidad sea una ciudad santuario", dijo la concejal Alicia Silverman.

La concejal defendió la persistencia de esta política adoptada en el 2008, al indicar que ha permitido no sólo construir comunidades más seguras pero incluyentes y fortalecer la confianza con las agencias policíacas.

"Esto ha sido algo que ha tenido un impacto positivo para la ciudad", indicó Silverman durante un evento celebrado frente al edificio del cabildo capitalino a fin de protestar por los esfuerzos republicanos para eliminar estas políticas.

El jueves pasado, la Cámara de Representantes, bajo el control republicano, aprobó una iniciativa de ley que cortaría fondos federales a ciudades que se nieguen a colaborar con las autoridades migratorias al amparo de las llamadas leyes santuario.

La iniciativa culpa a todos los inmigrantes por la acción de uno solo

La iniciativa propuesta por el republicano por California, Duncan Hunter, fue la respuesta a la muerte de la joven Kathryn Steinle a manos del inmigrante indocumentado Juan Francisco López Sánchez, ocurrida semanas atrás en San Francisco.

La iniciativa fue la respuesta a la muerte de la joven Kathryn Steinle a manos del inmigrante indocumentado Juan Francisco López SánchezA pesar de que López Sánchez había sido deportado en cinco ocasiones a México, fue liberado por las autoridades locales pese a la petición de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para que fuera turnado a su custodia.

El incidente fue magnificado por el candidato presidencial republicano Donald Trump, quien ha hecho del tema migratorio su bandera de campaña, por lo que algunos demócratas han denominado a esta como la "Iniciativa Trump".

La directora ejecutiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Mónica Hopkins-Maxwell, desestimó que la propuesta legislativa sea la respuesta al problema de la migración ilegal, advirtiendo que lo que hará será exacerbar otros problemas.

"Lo que esta iniciativa está haciendo es convertir a todos los inmigrantes en culpables por la acción de uno solo", dijo.

Hopkins-Maxwell dijo que aunque no es claro aún cual será al producto final debido a que se espera que otra iniciativa diferente sea presentada en el Senado, el favorable fallo de una corte federal al respecto hace anticipar que una eventual batalla legal los favorecerá.

La Casa Blanca vetaría la iniciativa si es aprobada por el Senado

"Ciertamente ese fallo nos da mucho apalancamiento en la eventualidad de que vayamos a las cortes a apelar para evitar que esta iniciativa sea implementada si llega a convertirse en ley", indicó, aunque se dijo confiada que este último escenario no se concretará.

La semana pasada, la Casa Blanca adelantó que el presidente Barack Obama vetará cualquier iniciativa que el Senado apruebe con este propósito, insistiendo que no constituye la respuesta que se requiera para reparar el fallido sistema migratorio.

Además de Washington y San Francisco otras grandes ciudades como Houston, Nueva York y Chicago han adoptado en años recientes las llamadas políticas de "santuario", negándose a realizar labores que competen a agencias migratorias o a cooperar con agentes federales.