Migrantes cubanos reportan malos tratos en centros de EEUU

Una docena de solicitantes de asilo cubanos que se encuentran detenidos en Nuevo México han sido colocados en dos ocasiones en aislamiento por hacer huelgas de hambre, dijeron dos inmigrantes.

Una docena de solicitantes de asilo cubanos que se encuentran detenidos en Nuevo México han sido colocados en dos ocasiones en aislamiento por hacer huelgas de hambre, dijeron dos inmigrantes.

Ellos, junto con otras 10 personas, fueron castigados por protestar contra su larga estadía en prisión y el rechazo a sus casos de asilo, dijeron los cubanos, de acuerdo con un reporte del diario Santa Fe New Mexican.

Juan Carlos Peña Pavón comentó al diario que fueron colocados en aislamiento en dos instalaciones de Nuevo México.

No somos criminales, pero ellos simplemente nos mantienen encerrados, dijo Peña Pavón, de 51 años, al periódico mientras está detenido en un centro de detención privado del condado de Cíbola poco después de que pasó nueve días en aislamiento. Estamos amenazados de muerte si regresamos a nuestro país, así que van a tener que enterrarnos e incinerarnos aquí.

El cubano es parte de un grupo de solicitantes de asilo que el mes pasado realizaron una manifestación en el centro de procesamiento del condado de Otero, ubicado en Chaparral, Nuevo México. Por lo menos dos de los detenidos ahí han intentado quitarse la vida.

Esas noticias provocaron críticas por parte de la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, que exigió que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) pusiera fin a lo que describió como un trato inhumano en las instalaciones del estado.

Luego de ser puestos en aislamiento por aproximadamente una semana en Otero, algunos de los manifestantes fueron separados y trasladados a otros centros de detención federales en el estado.

Leticia Zamarripa, portavoz de la oficina del ICE en la ciudad de El Paso, dijo que la agencia respeta plenamente los derechos de todas las personas para que expresen su opinión sin interferir.

El ICE no toma represalias de ningún tipo contra las huelgas de hambre. El ICE explica a nuestros detenidos los efectos negativos de no comer en la salud, comentó Zamarripa. Por su salud y seguridad, el ICE supervisa de cerca la ingesta de alimentos y agua de los detenidos que se identifica están en una huelga de hambre.

A su llegada en la instalación de Cíbola, un grupo de 12 cubanos comenzó con una huelga de hambre, comentaron dos de ellos al diario. En represalia, el personal del centro de detención los colocó en aislamiento, donde continuaron sin comer, señalaron.

Peña Pavón dijo que, si no son liberados, podrían suicidarse si las condiciones no mejoran.

Todos estamos dispuestos a hacer eso, dijo, de acuerdo con el periódico. Si no nos dejan salir de aquí, vamos a morir.

Los guardias también han tratado de mala forma a los cubanos, incluso con insultos y comentarios racistas, según Peña Pavón y otro detenido cubano, Luis Miguel Valladares Oliva, quien también dijo que fue puesto en aislamiento en las instalaciones de Otero y Cíbola.

___

Información del Santa Fe New Mexican: http://www.santafenewmexican.com