Dreamers en bus recorren siete estados del sur este verano para promover la reforma migratoria

  • Trece jóvenes, nueve de ellos beneficiados por el DACA, hacen una gira en bus para lograr una reforma migratoria.
  • Buscan informar e invitar a los estados sureños a convertirse en agentes de cambio social.
  • Planean actividades en Carolina del Norte, Georgia, Florida, Alabama, Luisiana y Texas hasta culminar el recorrido el 7 de agosto.

Trece jóvenes, en su mayoría dreamers, inmigrantes no autorizados cuyas deportaciones quedaron suspendidas debido a un programa presidencial, comenzaron el martes un recorrido en bus para llevar a siete estados del sur del país una invitación de convertirse en agentes de cambio social para lograr una reforma migratoria.

Leticia Vélez, nacida hace 20 años en Ciudad de México y quien emigró a Los Angeles a los nueve años de edad, dijo en conferencia de prensa que viajará en el bus para "inspirar a los jóvenes a ser activos en sus comunidades. Soy una activista y lucho por un futuro mejor para todos. Creo en mis derechos como inmigrante y en que ni el color de mi piel ni mi origen étnico determinarán mi futuro".

Creo en mis derechos como inmigrante y en que ni el color de mi piel ni mi origen étnico determinarán mi futuro El grupo, conformado por nueve dreamers beneficiarios del programa, tres ciudadanos estadounidenses y un inmigrante sin autorización, parte este martes hacia Virginia y planean actividades en Carolina del Norte, Georgia, Florida, Alabama, Luisiana y Texas hasta culminar el recorrido el 7 de agosto.

El presidente Barack Obama anunció en noviembre de 2014 el programa para suspender las deportaciones de cerca de cinco millones de inmigrantes no autorizados que reúnan ciertos requisitos, cuya implementación fue paralizada por los tribunales desde que 26 gobernadores republicanos impugnaron los programas ante los tribunales porque consideran que violan la Constitución.

Durante el trayecto, los viajeros latinos, asiáticos y afrodescendientes irán publicando mensajes en las redes sociales con el cintillo #DreamRiders2015 y en Dreamriders.us.

Emily Kessel, directora del Consorcio Nacional Coreano-Estadounidense para la Educación, dijo que el viaje tendrá un costo total de 70.000 dólares, de los cuales ya han captado más de la mitad de otras organizaciones.

Otro ente que participó en la organización del viaje es el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios.

Su vicepresidenta, Rocío Sáenz, dijo que durante el viaje los jóvenes compartirán sus experiencias mientras subrayan la importancia de inscribirse en el registro electoral para que las comunidades se expresen a través del voto en los comicios del 2016 y de seguir luchando por una reforma migratoria.

"Sabemos que esta lucha por una reforma migratoria es larga, hemos tenido altos y bajos, pero sabemos que al final del camino vamos a lograrla", indicó.

La mayoría republicana en ambas cámaras ha evitado abordar una reforma migratoria integral para solucionar el estatus de 11 millones de inmigrantes sin autorización.