CPDH: acusarán activistas opositores detenidos en Nicaragua

La Comisión Permanente de Derechos Humanos de Nicaragua (CPDH) informó el domingo que las autoridades judiciales acusarán a un grupo de activistas opositores, entre ellos 13 arrestados esta semana ...

La Comisión Permanente de Derechos Humanos de Nicaragua (CPDH) informó el domingo que las autoridades judiciales acusarán a un grupo de activistas opositores, entre ellos 13 arrestados esta semana por apoyar una huelga de hambre.

Mientras tanto, la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresó su preocupación y condena por las reciente represión y detenciones.

La abogada María Oviedo, de la CPDH), dijo que la acusación tendrá lugar el lunes, en tanto que un vocero de la opositora coalición Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) señaló que el fiscal auxiliar Julio Bolaños la formalizó sin llevar a los detenidos a audiencia. No se informó de inmediato qué cargos les imputarían a los detenidos.

Entre los arrestados se encuentra la líder estudiantil belga-nicaragí¼ense Amaya Coppens, quien estuvo presa casi un año por participar en protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en 2018.

La UNAB aseguró que los arrestados permanecen en la cárcel capitalina El Chipote desde su captura el jueves en la ciudad de Masaya, cuando intentaron ingresar a la iglesia San Miguel para entregar bidones de agua a 11 mujeres en huelga de hambre.

Las mujeres son madres, esposas y hermanas de opositores presos que buscan así presionar por su excarcelación. Según la oposición, al menos 138 manifestantes continúan presos, pese a que este año fueron liberados unos 700 al amparo de una ley de amnistía.

La Policía mantiene un cerco con antimotines y patrullas en torno a la parroquia, y en la zona el gobierno cortó el suministro de agua y energía eléctrica.

Además de las 11 mujeres en huelga, dentro del templo hay otras ocho personas, incluyendo el párroco, padre Edwin Román, conocido opositor a Ortega, así como una abogada, un médico y varios activistas excarcelados que aseguran y se les han acabado el agua y los víveres.

El cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, dijo, por su parte, a periodistas que está realizando gestiones con el gobierno para que se le permita al grupo desalojar de la iglesia y que él personalmente podría visitar Masaya en las próximas horas.

Según Brenes, el papa Francisco solicitó privadamente al gobierno la excarcelación antes de la Navidad de todos los detenidos por razones políticas. Las autoridades no han confirmado ni desmentido esta versión.

Otros incidentes se reportaron este domingo en la ciudad de Matagalpa (norte), entre simpatizantes del gobierno y opositores frente a la iglesia Molagí¼ina, mientras un periodista del canal de la televisión local denunció el robo de una cámara por parte de policías.

Nicaragua vive una crisis política desde el estallido de las protestas contra Ortega el 18 de abril de 2018, la cual ha dejado 328 muertos, 2.000 heridos, cientos de detenidos y 88.000 exiliados, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).