Bebé que nació sin gran parte de su piel es dado de alta

Un bebé nacido en Texas sin gran parte de su piel llegó por fin a casa tras meses de tratamiento con injertos desarrollados en un laboratorio a partir de sus propias células.

Un bebé nacido en Texas sin gran parte de su piel llegó por fin a casa tras meses de tratamiento con injertos desarrollados en un laboratorio a partir de sus propias células.

Ja™bari Gray, de 10 meses de edad, fue dado de alta el miércoles del Hospital Infantil de Texas en Houston, donde recibió el trasplante experimental de piel en mayo. Al nacer pesaba 1,3 kilos (3 libras), tenía los párpados pegados y le faltaba piel en amplias áreas de los brazos, piernas y torso, reportó el periódico Houston Chronicle. Los dedos de las manos y los pies se le fueron pegando, y con el paso del tiempo los brazos se le pegaron al torso.

Su madre, Priscilla Maldonado, dijo que aún se desconoce la causa. Por ahora los médicos no piensan hacerle nada a los ojos de Ja™bari.

Es un poco atemorizante, afirmó esta semana con relación a la llegada de su hijo a casa.

Antes de que fuera dado de alta, los padres de Ja™bari pasaron varios días con él en el hospital, practicando cómo cuidarlo sin la asistencia de una enfermera.

El bebé fue atendido por neonatólogos, cirujanos plásticos, dermatólogos, oftalmólogos y otorrinolaringólogos, indicó el hospital el miércoles en un comunicado.

Aunque Ja™bari requerirá atención médica adicional en el futuro, nos alegra que pueda irse a casa con su familia, se añade en el texto.

La cirugía permitió injertar trozos de piel de Ja™bari desarrollados en el laboratorio a las partes de su cuerpo que no tenían. Una compañía del área de Boston que produce injertos para pacientes con quemaduras graves desarrolló la piel a partir de células que le extrajeron con una biopsia.

El procedimiento fue notablemente exitoso, dijo Maldonado. Ja™bari ganó peso y color en su piel.

En septiembre, después de que le retiraran el tubo del respirador, sus familiares pudieron cargarlo sin tener que utilizar ningún equipo médico ni batas protectoras de hospital. Y lo escucharon llorar por primera vez.

En un principio el bebé, que nació el día de Año Nuevo, fue atendido en el Hospital Metodista de San Antonio antes de ser transferido al Infantil de Texas.

Se prevé que todavía le realicen procedimientos médicos en los dedos de manos y pies, al igual que en los brazos, señaló Maldonado.

Es sorprendente que ese niño tenga esa fuerza; que pueda hacer todo eso, dijo el padre de Ja™bari, Marvin Gray.

___

Information from: Houston Chronicle, http://www.houstonchronicle.com