La autopsia al cuerpo de Bobbi Kristina podría desvelar muchos interrogantes sobre su muerte

Una autopsia será necesaria para evaluar qué llevó a la muerte de Bobbi Kristina Brown, la hija de la difunta cantante Whitney Houston, dijeron las autoridades el lunes, al día siguiente del fallecimiento.

En un comunicado emitido por la mañana, la oficina del forense del condado de Fulton dijo que el tiempo que pasó entre que fue hallada inconsciente en enero hasta su deceso del domingo "complicará" sus esfuerzos para reconstruir los acontecimientos.

La interpretación de los resultados de la autopsia y otra información también serán un reto

"La interpretación de los resultados de la autopsia y otra información también serán un reto", dijo la oficina del médico forense en la misiva. "Sin embargo, una autopsia podría ayudar a responder preguntas que puedan surgir sobre la causa de su impasibilidad y eventual muerte".

Bobbi Kristina murió el domingo en un hospital de cuidados paliativos en Duluth, Georgia, unos seis meses después de que fue hallada boca abajo e inconsciente dentro de una bañera en su casa en un suburbio de Atlanta. Tenía 22 años.

Un reporte policial lo describió como un ahogamiento.

Bobbi Kristina era la hija única de Houston y el cantante de R&B Bobby Brown.

Las pruebas podrían tardar semanas

Pasó meses hospitalizada en Atlanta, y eventualmente fue trasladada a cuidados paliativos, luego que fue hallada de una manera tristemente similar al modo en que su madre falleció tres años antes.

Nick Gordon, con quien compartía su casa, dijo en aquel momento que Bobbi Kristina parecía no respirar y que no tenía pulso antes de que llegaran a auxiliarlos.

"El Departamento de Policía de Roswell continúa investigando las circunstancias que antecedieron al momento del incidente original que llevó a su muerte", dijo el médico forense en el comunicado del lunes.

No especificó cuándo se realizaría la autopsia, pero dijo que las pruebas de laboratorio adicionales podrían tomar varias semanas.