Protestas causan problemas viales y violencia en Hong Kong

Los habitantes de Hong Kong se enfrentaron el jueves a una cuarta jornada consecutiva de problemas de tránsito y transporte debido a que manifestantes cerraron algunas de las principales calles y red...

Los habitantes de Hong Kong se enfrentaron el jueves a una cuarta jornada consecutiva de problemas de tránsito y transporte debido a que manifestantes cerraron algunas de las principales calles y redes ferroviarias, mientras la policía se enfrentó a estudiantes en algunas de las principales universidades.

Las actividades cotidianas en esta ciudad de 7,5 millones de personas se ha dificultado gracias que miles de habitantes no han podido llegar a trabajar.

El gobierno pidió los empleadores mostrar flexibilidad. Ante la imposibilidad de los trabajadores para presentarse a tiempo a sus labores a causa de las condiciones de tránsito o del servicio de transporte público, los empleadores deben brindar la debida consideración a las circunstancias, señaló en un comunicado.

La policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos durante un enfrentamiento con estudiantes en la Universidad Politécnica de Hong Kong. Los manifestantes arrojaron bombas de gasolina y otros objetos desde puentes durante choques en los planteles esta semana. La Universidad China de Hong Kong suspendió clases para el resto del año y otras instituciones pidieron a los estudiantes cambiar a la enseñanza en línea.

Los estudiantes de la Universidad China, que el martes fue escenario de algunos de los enfrentamientos más intensos después de que los estudiantes arrojaron más de 400 bombas incendiarias a la policía, se han atrincherado en un campus en los suburbios.

A primeras horas del jueves, los estudiantes utilizaron sierras para derribar árboles en las calles alrededor de la universidad y se preparaban para una posible confrontación con la policía, que se abstenía de intervenir.

Las protestas antigubernamentales han asolado a Hong Kong y dividido han dividido a sus habitantes durante más de cinco meses.

Una importante línea ferroviaria que conecta Kowloon con la parte continental de China fue cerrada por segundo día, y cinco importantes estaciones subterráneas fueron cerradas junto con siete líneas de tren ligero, anunció el Departamento de Transporte.

Los servicios de transporte por carretera resultaron seriamente afectados esta mañana debido a la continua obstrucción de arterias y daño a demás infraestructura. En vista de las preocupaciones de seguridad y las condiciones inciertas en los caminos, los autobuses sólo pueden proveer servicio limitado, dijo el departamento.

El tránsito también se vio trastocado debido a que los manifestantes destruyeron por lo menos 240 semáforos en toda la ciudad.

El movimiento comenzó en junio debido a una iniciativa de extradición que ya fue retirada. Los activistas la consideraron otro indicio de erosión de la autonomía y libertades de Hong Kong, que China prometió mantendría durante 50 años bajo el principio de una nación, dos sistemas cuando la colonia británica regresó a control chino en 1997.