Describen al asesino del cine de Louisiana como una persona provocadora y extravagante

  • En 1989, según los registros judiciales, fue acusado de contratar a alguien para incendiar una oficina.
  • Desde principios de la década de 1990 había ganado reputación de caprichoso y extravagante.
  • En 2014, se aseguró de que nadie pudiese vivir en la cadena que iba desalojar.

En 2014, cuando John Russell Houser vio que lo iban a desalojar de su casa de Alabama, se aseguró de que nadie pudiese volver a vivir en ella. Vertió concreto por los desagües y selló la caja de fusibles. Desparramó por las paredes pintura y excrementos.

Esperaba que la casa se incendiara. Eso es lo que me dijeron los investigadoresLos nuevos propietarios descubrieron que Houser había retorcido el encendido de gas. "Esperaba que la casa se incendiara. Eso es lo que me dijeron los investigadores", afirmó Norman Bone, de 77 años, quien compró la casa para su hija.

El hombre a quien Bone conocía como un vecino que frecuentaba la iglesia se había convertido, según otros vecinos y colegas, en un pendenciero. La policía dijo que su ira culminó el jueves por la noche en una sala de cine en Lafayette, Louisiana, donde mató a tiros a dos mujeres e hirió a nueve personas. Después se suicidó al ver que no podía huir.

Durante décadas, Houser vivió y trabajó en el área donde tenía su vivienda, en Phenix City y ciudades circundantes. Desde principios de la década de 1990 había ganado reputación de caprichoso y extravagante. En ese entonces se presentaba regularmente en un programa de televisión como republicano radical que despotricaba contra las mujeres en los lugares de trabajo y reclamaba violencia contra las clínicas de abortos.

"Formuló una serie de acusaciones extremas", dijo Calvin Floyd, que condujo el programa en WLTZ-TV en Columbus durante más de dos décadas. "Hacía que los teléfonos sonaran".

Una personalidad violenta y oscura

Recibió cinco condenas de venta de alcohol a menores entre 1999 y 2000Y Houser tenía una faz todavía más oscura. En 1989, según los registros judiciales, fue acusado de contratar a alguien para incendiar la oficina de un abogado en Columbus y su esposa. Otros familiares lo acusaron de violencia doméstica en 2008.

Houser recibió títulos en contaduría y leyes pero nunca se presentó al examen del Colegio de Abogados en Alabama.

En un portal de internet sobre carreras profesionales, dijo que fue empresario, dueño y administrador de dos clubes nocturnos en Columbus y LaGrange en las décadas de 1980 y 1990, pero su carrera se vio coartada cuando fue acusado de vender alcohol a menores. En abril de 2001, el alcalde de LaGrange y el concejo municipal votaron en favor de revocar las licencias de venta de bebidas alcohólicas de Houser a causa de cinco condenas de venta de alcohol a menores entre 1999 y 2000, según un legajo judicial.

Houser apeló, pero la justicia dictaminó a favor del alcalde y la municipalidad. Houser cargó la imagen de una esvástica en protesta, según un artículo en LaGrange Daily News el 28 de abril del 2001. Dijo al periódico que se oponía a la filosofía nazi pero que escogió el símbolo porque a su juicio representaba la capacidad del gobierno de hacer lo que quisiera.

Sin embargo, en enero, escribió en un foro en internet: "Hitler es reverenciado por los resultados de su pragmatismo". También participó en un foro dedicado a la filial en Nueva York del Alba Dorada, el partido político neonazi de Grecia. Asimismo, durante un tiempo izó la controversial bandera de la Confederación frente a su casa, dijo un vecino.