Candidatos a Comisión Europea pasan primera prueba

Los tres candidatos para la Comisión Europea _postulados por Francia, Hungría y Rumania_ pasaron su primera prueba para asumir sus cargos luego de ser aprobados por legisladores que examinan posible...

Los tres candidatos para la Comisión Europea _postulados por Francia, Hungría y Rumania_ pasaron su primera prueba para asumir sus cargos luego de ser aprobados por legisladores que examinan posibles conflictos de interés.

El órgano ejecutivo de la Unión Europea, que propone leyes y vela por su implementación, debía iniciar funciones el 1 de noviembre, pero los legisladores rechazaron los candidatos previos de Hungría, Francia y Rumania, lo que demoró todo el proceso.

La comisión de asuntos legales ha examinado las declaraciones de intereses de Thierry Breton, Oliver Várhelyi y Adina Valean, quienes esta semana deberán comparecer ante la CE en pleno. Los nuevos ejecutivos podrán asumir funciones el 1 de diciembre.

En un revés para el presidente francés, Emmanuel Macron, la primera candidata Sylvie Goulard fue rechazada el mes pasado ante denuncias de que malversó fondos de la UE. También fueron rechazados Rovana Plumb de Rumania y Laszlo Trocsanyi de Hungría.

Macron nominó entonces a Breton para el cargo, que supervisa los mercados internos de la UE además de la política industrial, las políticas de defensa y la industria espacial.

Várhelyi fue nominado por la próxima presidenta de la Comisión Ursula von der Leyen para que supervise la política de expansión de la UE, mientras que Valean fue nominada como comisionada de transporte.

La nominación de Breton fue particularmente controversial debido a que el hombre de negocios de 64 años de edad era antes director general de Atos, una empresa multinacional de manejo de datos y ciberseguridad.

Breton, exministro de Finanzas de Francia, renunció al cargo, vendió sus acciones en Atos y prometió distanciarse de toda decisión que pueda afectar a su antigua empresa, pero los argumentos no convencieron a los legisladores y la entrevista que tendrá el jueves no será una simple formalidad.

"No es cuestión de dudar del juicio o de la buena voluntad de Thierry Breton", declaró el grupo GUE/NGL, que aglutina a legisladores de izquierda en el Parlamento Europeo. "Sin embargo, Breton está vinculado inexorablemente a intereses particulares que pueden influir en sus decisiones. La implementación simple y estricta de las normas europeas le impiden ejercer este cargo".