Amnistía pide el fin del baño de sangre en Irak

Amnistía Internacional pidió el domingo a las autoridades iraquíes que pusieran freno de inmediato a las fuerzas de seguridad, después de que al menos seis manifestantes murieran en el centro de B...

Amnistía Internacional pidió el domingo a las autoridades iraquíes que pusieran freno de inmediato a las fuerzas de seguridad, después de que al menos seis manifestantes murieran en el centro de Bagdad en medio de una creciente campaña de persecución.

Las muertes, incluidas cinco por munición real, ocurrieron el día anterior durante una operación policial para expulsar a los manifestantes de varios puentes y calles cerca de la Plaza Tahrir. En la ciudad sureña de Basora, ocho manifestantes han muerto desde el jueves.

Al menos 264 manifestantes han muerto en Irak en poco más de un mes, según Amnistía Internacional, que lo describió como un baño de sangre.

El comunicado pidió a las autoridades que pongan fin al uso ilegítimo de la fuerza letal y señaló que los responsables deben rendir cuentas ante la justicia.

Las protestas, sin líderes claros y con motivación económica, han envuelto Bagdad y el sur del país en un movimiento dirigido contra la clase política iraquí.