La mayoría republicana en la Cámara baja aprueba un proyecto sobre las "ciudades santuario"

  • Permite a la policía reunir información sobre el estatus migratorio de cualquier persona.
  • Sancionaría a gobiernos que rehúsan cooperar con autoridades migratorias.
  • Los demócratas argumentaron que dificultaría a las policías locales obtener la confianza de inmigrantes no autorizados en sus comunidades.
  • La Casa Blanca advirtió que vetaría el proyecto de ley republicano.

La mayoría republicana en la cámara baja aprobó el jueves un proyecto de ley destinado a sancionar a gobiernos locales que rehúsan cooperar con autoridades federales migratorias, aún después que la Casa Blanca amenazara con vetarlo.

No está claro cuándo el Senado debatirá una versión similar La medida fue aprobada con votación 241-179, sobre las objeciones demócratas de que dificultaría a las policías locales obtener la confianza de inmigrantes no autorizados en sus comunidades, quienes optarían por no denunciar delitos por el temor de que su contacto con las autoridades les merezca una deportación.

La bancada republicana presentó la iniciativa de ley, que persigue prohibir subsidios a gobiernos locales que no cooperen con autoridades migratorias federales, tras el asesinato este mes en San Francisco de Kathryn Steinle presuntamente a manos del mexicano Juan Francisco López Sánchez, un inmigrante no autorizado con récord criminal.

No está claro cuándo el Senado debatirá una versión similar.

López Sánchez tenía varias sentencias por delitos graves y había sido deportado cinco veces, pero las autoridades de San Francisco lo dejaron en libertad pese a que las autoridades federales migratorias pidieron que lo retuvieran hasta que ellos pudieran recogerlo.

No les da derecho a ignorarla

El autor de la legislación, el republicano Duncan Hunter, justificó la necesidad de tal medida aseverando que gobiernos locales discrepen con la ley federal "no les da derecho a ignorarla. Si no cumples con la ley, no recibes dinero federal".

Los republicanos rechazaron los intentos demócratas de vincular al proyecto de ley con Trump El pleno también rechazó con holgura una enmienda demócrata que buscaba condicionar recortes presupuestarios a gobiernos locales solo si la Procuraduría General verificaba que no generaría un alza en el índice delictivo de esa localidad.

El demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez aseguró que el apoyo republicano consiste en "explotar cínicamente una tragedia familiar para obtener puntos políticos" y que se inscribe en los comentarios expresados por el precandidato presidencial republicano Donald Trump, quien al lanzar su campaña calificó a los inmigrantes mexicanos como "violadores" y "criminales".

Pero los republicanos rechazaron los intentos demócratas de vincular al proyecto de ley con Trump, quien visitaba el jueves la frontera con México.

El presidente de la cámara baja, el republicano por Ohio, John Boehner, aseveró que "las ciudades no tienen el derecho de ignorar las leyes federales que les exigen encarcelar personas que han cometido delitos graves".

No todos los republicanos apoyaron la ley. Carlos Curbelo, de Florida, dijo a reporteros que "esto es un ejercicio, no una solución. Esto puede generar un titular de prensa pero no solucionará un problema".

San Francisco está entre cientos de gobiernos locales que desatienden las solicitudes de autoridades federales migratorias, conocidas en inglés como "detainers" y las cuales han sido descritas por activistas como medidas que pueden afectar de manera desproporcionada a inmigrantes que no han cometido faltas serias.

Amenaza con el veto

La Casa Blanca amenazó con vetar un proyecto de ley republicano que reprimiría a las "ciudades santuario" que protegen a la gente de las autoridades federales de inmigración.

El gobierno dijo en un comunicado que el proyecto pone en peligro los derechos civiles al permitir a la policía reunir información sobre el estatus migratorio de cualquier persona y en cualquier momento.

Eso contribuiría a generar desconfianza entre residentes y las fuerzas del orden, dijo el comunicado.