Acusan de crimen de odio a hombre que arrojó ácido a hispano

Un hombre blanco de Milwaukee que fue acusado de arrojarle ácido en el rostro a un sujeto de origen hispano enfrenta cargos por crímenes de odio, incrementando la posible sentencia que recibiría en...

Un hombre blanco de Milwaukee que fue acusado de arrojarle ácido en el rostro a un sujeto de origen hispano enfrenta cargos por crímenes de odio, incrementando la posible sentencia que recibiría en caso de ser condenado, anunció el miércoles la fiscalía.

Los fiscales presentaron un cargo, lesión imprudencial premeditada, en contra de Clifton Blackwell, de 61 años. La fiscalía añadió los agravantes de crimen de odio y uso de un arma, lo que podrían sumarle 10 años de prisión a la sentencia en caso de ser declarado culpable del crimen, el cual es punible con hasta 25 años de cárcel.

La víctima, Mahud Villalaz, de 42 años, dijo que su agresor se le acercó por detrás en un restaurante el viernes por la noche y lo confrontó por estacionarse muy cerca de una parada de autobús, según los documentos de la acusación. De acuerdo con los fiscales, en ese momento Blackwell preguntó: ¿Por qué invades mi país? y ¿por qué no respetas mis leyes?

Villalaz dijo que movió su auto pero que Blackwell continuó la discusión, llamándolo ilegal y diciéndole con palabras soeces que se regresara. Villalaz dijo que también utilizó insultos para decirle racista a Blackwell. Según Villalaz, Blackwell le arrojó ácido después de que le dijera todos venimos de algún lado y que los indígenas estadounidenses eran los que más tiempo tenían en el país.

Las cámaras de vigilancia del restaurante registraron el ataque, que le causó quemaduras de segundo grado en el rostro a Villalaz.

Villalaz es un ciudadano estadounidense que emigró de Perú.

Blackwell realizó su comparecencia inicial en la corte el miércoles para escuchar los cargos que enfrenta. Se le fijó una fianza de 20.000 dólares con la condición de que utilice un dispositivo de monitoreo electrónico. El acusado permanece detenido en la cárcel del condado de Milwaukee y su defensor público no respondió de inmediato a una llamada telefónica.

El ataque contra Villalaz se dio en un contexto en el que las posturas antiinmigrantes se han vuelto parte del escenario político debido en gran parte a la retórica de grupos y políticos opuestos a la inmigración, incluido el presidente Donald Trump, de acuerdo con la Liga Antidifamación.

El portavoz de la Casa Blanca Judd Deere dijo el lunes que el gobierno de Trump ha condenado reiteradamente el racismo y la violencia.