Partidos políticos de España se aprestan a iniciar campañas

Horas antes del inicio de las campañas para los comicios generales del 10 de noviembre en España, la ministra de Justicia en funciones pidió el jueves a los partidos que se abstengan de sacar prove...

Horas antes del inicio de las campañas para los comicios generales del 10 de noviembre en España, la ministra de Justicia en funciones pidió el jueves a los partidos que se abstengan de sacar provecho político de las tensiones en la región de Cataluña.

Los partidos españoles deberían de haber sido capaces ”quizás no el Partido Socialista porque somos los que hemos tenido más sentido de Estado” de no convertir esto en una cuestión partidista y de elecciones, afirmó Dolores Delgado en entrevista con The Associated Press.

Solamente los extremistas saldrían ganando de una exacerbación de las tensiones, apuntó.

Las cuartas elecciones generales de España desde 2015 se darán tras el fracaso de las negociaciones para formar un gobierno entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ”que terminó en primer sitio en los comicios del 28 de abril” y el partido Podemos, que se opone a la adopción de medidas de austeridad.

El presidente interino del gobierno español y líder del PSOE, Pedro Sánchez, es puntero en las encuestas, pero ha perdido fuerza debido al aumento del apoyo al Partido Popular, de tendencia conservadora, y al emergente partido Vox, de extrema derecha.

La campaña comienza oficialmente a la medianoche del jueves. Solo durará ocho días porque la ley electoral fue cambiada para evitar un derroche de recursos en caso de que se repita la votación.

Se prevé que Cataluña acaparará la atención del debate.

La crisis derivada del deseo de alrededor de la mitad de los 5,5 millones de electores de separarse de España se reactivó este mes con protestas ”muchas empañadas por la violencia” por el encarcelamiento de varios dirigentes separatistas.

Los disturbios, principalmente en Barcelona, capital de Cataluña, dejaron más de 600 heridos, y la policía arrestó a decenas de manifestantes.

La oposición derechista ha acusado a Sánchez de depender del voto de los separatistas para llegar al poder y le exige una mano más dura para aplastar lo que describe como el golpe de Estado de los independentistas catalanes.

Vox ha ido más lejos y exige suspender la autonomía a la región y proscribir a los partidos separatistas.

En abril, Vox se convirtió en el primer partido nacionalista español que ingresa en el parlamento en casi cuatro décadas. Los líderes de Vox escogieron una localidad próxima a Barcelona para efectuar su primer acto de campaña previsto para el jueves en la noche.

El gobierno de Sánchez ha rehusado conversar con los dirigentes separatistas de la región hasta que condenen explícitamente los disturbios y escuchen a los catalanes opuestos a la secesión.