Oposición Venezuela admitiría deudas en eventual transición

Juan Guaidó, que es reconocido por más de 50 países como el presidente legítimo de Venezuela, afirmó el miércoles que un posible gobierno de transición impulsado por la oposición honraría tod...

Juan Guaidó, que es reconocido por más de 50 países como el presidente legítimo de Venezuela, afirmó el miércoles que un posible gobierno de transición impulsado por la oposición honraría todos los compromisos de deuda adquiridos conforme a las leyes por el gobierno de Nicolás Maduro.

"Hemos ido comunicando oportunamente (a los acreedores) de cara a una estrategia de respeto a nuestros activos, a la confianza que debemos construir de cara al futuro, dijo a la prensa Guaidó, que como jefe de la Asambleas Nacional el 23 de enero se declaró presidente interino.

Desde entonces ha asumido competencias del Poder Ejecutivo como parte de sus esfuerzos para formar un gobierno de transición en caso de lograr separar a Maduro del poder.

Los comentarios de Guaidó se produjeron un día después de que la junta administradora ad hoc", que designó en la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), anunció que en los tribunales de Estados Unidos se batallará para mantener el control de Citgo, la filial estadounidense de la petrolera estatal venezolana.

La junta directiva presentó su caso el martes en un intento por impedir que los tenedores de bonos ejecuten hipotecas en Citgo, el activo extranjero más valioso del país.

La pérdida de Citgo sería un golpe para la oposición que confía en que las ganancias de Citgo, con sede en Houston, financie la recuperación de este país sudamericano postrado por la crisis económica, si alguna vez logran expulsar a Maduro del poder.

Citgo, propiedad de PDVSA desde la década de 1980, opera tres refinerías en Illinois, Texas y Luisiana con una capacidad de 749.000 barriles por día, además de una red de oleoductos que enlazan 23 estados. Aporta entre 5% y 10% de la gasolina que consume Estados Unidos.

La Asamblea Nacional, controlada por la oposición, declaró nula la emisión de los bonos 2020 en el 2016, que puso a Citgo como garantía, "por no haber contado con el aval, con el respaldo del parlamento nacional", explicó Guaidó.

El gobierno de Donald Trump protegió temporalmente a Venezuela de perder a Citgo.

El Departamento del Tesoro emitió el 24 de octubre una orden que concede a los representantes de Guaidó tres meses para reestructurar o refinanciar los pagos al suspender los términos de algunas sanciones financieras cuya intención original era presionar a Maduro. La inminente ausencia de pago de un abono de 913 millones de dólares que vencía el 28 de octubre pudo haber derivado en un remate judicial por ejecución hipotecaria.

Guaidó y su equipo, empero, optaron casi de inmediato por la acción en los tribunales estadounidenses.

El líder opositor además se quejó que los gobiernos socialistas en las últimas dos décadas -- primero Hugo Chávez y Maduro después-- endeudaron de " manera sin precedente al país" y se "hipotecó nuestros activos", pese a disfrutar un largo período de bonanza económica impulsado por años de precios altos del petróleo.

Cuando Chávez asumió el poder en 1999 "recibieron 20.000 millones de dólares" en deuda y ahora son "130.000 millones de dólares, sin contar la deuda comercial que tiene Venezuela", resaltó Guaidó, sin mencionar monto alguno de la deuda que considera ilegitima.