Funcionario: Crisis de inmigración de EEUU no ha acabado

Un alto funcionario de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos advierte que la crisis en la frontera con México no ha concluido.

Un alto funcionario de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos advierte que la crisis en la frontera con México no ha concluido.

Aunque los cruces han bajado en los últimos meses y las noticias de muertes bajo custodia e instalaciones atestadas con niños y familias han desaparecido de las primeras planas de los periódicos, el número de migrantes que cruzan la frontera sigue siendo alto. Y los recursos siguen siendo insuficientes.

"Es como la nueva norma. Estamos en riesgo en cualquier momento si algunas medidas recientes son bloqueadas por las cortes, como la política de forzar a los solicitantes de asilo a esperar por el proceso en México, dijo Brian Hastings, jefe de operaciones de implementación de la ley en la Patrulla Fronteriza, en una entrevista con The Associated Press.

"Vamos a regresar, no olviden lo que digo, al nivel de crisis que teníamos antes, dijo.

La inmigración ha sido un asunto prioritario desde que Donald Trump asumió la presidencia hace casi tres años, y los demócratas han criticado fuertemente al gobierno por las condiciones en la frontera. Pero Washington está dominado ahora por la investigación de juicio político a Trump y la inmigración parece de cierta forma menos urgente. Han disminuido los totales mensuales de capturas de migrantes, y México y otros países están cooperando con Estados Unidos en asuntos de migración.

Pero Trump no se ha olvidado de un tema que fue clave para su victoria electoral en el 2016, mencionándolo a menudo en actos públicos. Y en momentos en que aprieta su campaña con vistas a las elecciones del 2020, es muy probable que lo invocará como prueba de su éxito, diciéndoles a sus partidarios que está en marcha la construcción del muro que prometió a lo largo de la frontera sur y que menos personas son aprehendidas cruzando ilegalmente la frontera _ si se mantienen los niveles actuales, por supuesto.

En el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, hubo 859.510 aprehensiones por la Patrulla Fronteriza, además de más de 110.000 encuentros de personas que trataron de entrar legalmente pero fueron consideradas inadmisibles. Hubo casi 2 millones de cruces desde inicios de los 2000, pero esos fueron mayormente hombres solos procedentes de México que fueron regresados fácilmente, no familias de Centroamérica que requieren mucho más cuidado.

Al subir los números, los agentes y oficiales de Seguridad Nacional se vieron abrumados por el total de familias cruzando la frontera.

Los agentes fronterizos pidieron ayuda, pero no fue sino hasta el verano, con la publicación de reportes sobre las pésimas condiciones y los crecientes números de detenidos y niños muriendo que el Congreso autorizó fondos adicionales para aumentar la capacidad. Ese financiamiento expiró al final del año fiscal.

___

Attanasio reportó desde El Paso, Texas. La periodista de la Associated Press Jill Colvin contribuyó.