Tres muertos en protestas en Irak

Miles de estudiantes participaron el lunes en protestas antigubernamentales en Irak, las cuales dejaron tres muertos y más de 100 heridos al producirse choques con fuerzas de seguridad.

Miles de estudiantes participaron el lunes en protestas antigubernamentales en Irak, las cuales dejaron tres muertos y más de 100 heridos al producirse choques con fuerzas de seguridad.

Los alumnos faltaron a clases en varias universidades y escuelas secundarias de Bagdad y del sur de Irak _habitado en su mayoría por chiíes_ para acudir a las protestas, a pesar de que el gobierno ordenó que las escuelas y universidades operaran normalmente.

Entre los fallecidos estaba una estudiante de medicina de 22 años, la primera mujer en morir desde que comenzaron las protestas a principios de este mes. Hay 17 estudiantes entre los heridos.

Posteriormente, las autoridades anunciaron un toque de queda desde la medianoche hasta las 6 de la mañana en la capital. Un alto funcionario de seguridad calculó que 25.000 personas participaron en la manifestación en la capital.

Los manifestantes están molestos por la corrupción, el estancamiento económico y las deficiencias en los servicios públicos. A pesar de su riqueza petrolera, Irak padece un elevado desempleo e infraestructura en mal estado, con apagones frecuentes que obligan a muchos a recurrir a generadores privados.

El Parlamento votó el lunes para cancelar todos los privilegios y los bonos para el presidente, el primer ministro, el gabinete, los parlamentarios y otros altos funcionarios. Pero posteriormente, algunos legisladores hicieron notar que es improbable que la medida sea implementada porque la legislatura no enmendó la ley que regula este tipo de asuntos.

En cualquier caso, probablemente esa medida no apaciguará a los manifestantes, que exigen un cambio más profundo.

¡Es una revolución estudiantil! ¡No al gobierno, no a los partidos!, coreaban los manifestantes en la Plaza Tahrir de Bagdad, el epicentro de las protestas.

Las fuerzas de seguridad han lanzado gas lacrimógeno y granadas aturdidoras para evitar que los manifestantes crucen el puente que conecta con la Zona Verde, donde se ubican oficinas del gobierno y embajadas.

Por lo menos 72 manifestantes han muerto desde que las protestas nacionales se reanudaron el viernes, que se suman a los 149 decesos contabilizados en una ola previa de manifestaciones que se registró también este mes.