UE y ONU piden ayuda para venezolanos

La Unión Europea y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados pidieron el lunes ayuda para los millones de venezolanos que han huido de la crisis política en su país, y para las atr...

La Unión Europea y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados pidieron el lunes ayuda para los millones de venezolanos que han huido de la crisis política en su país, y para las atribuladas naciones vecinas que los han recibido.

Venezuela, un país de unos 30 millones de habitantes, está sumida en una severa crisis política y económica, con violentas protestas callejeras y apagones masivos. El Fondo Monetario Internacional proyecta que la inflación ascenderá a 200.000% este año.

Unos 4,5 millones de venezolanos han salido de su país, y la cifra podría pronto superar a los 5,6 millones que han huido de Siria desde el 2011, si el ritmo de salidas continúa.

Esta es la crisis de refugiados más carente de fondos en el mundo. La comunidad internacional simplemente no está haciendo lo suficiente, y me da la impresión que no se percata de la gravedad y la urgencia del caso", expresó la comisaria de exteriores de la UE Federica Mogherini, donde se realizó una conferencia para apoyar a los venezolanos.

"Los pedidos hechos por Naciones Unidas en el 2019 siguen sin respuesta y los pedidos para el 2020 no deben correr igual suerte, agregó. "Las necesidades de esta emergencia humanitaria están superando a la respuesta que se le ha dado", destacó.

Agencias expertas estiman que un 85% de los venezolanos que se han ido de su país han ido a otras partes de Latinoamérica y el Caribe. La mayor cantidad está en Colombia _aproximadamente 1,4 millones_ mientras Perú alberga a unos 860.000. Chile, Ecuador y Brasil también han recibido cientos de miles de venezolanos.

Los presupuestos de los países vecinos están estirados al límite; sus recursos se están agotando, sus instituciones y su infraestructura están abrumadas", declaró el comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi. "Este es un tema central de esta conferencia.

Pese a la buena voluntad de los países vecinos y numerosos actos caritativos, va en aumento el resentimiento hacia los venezolanos debido a las grandes cantidades de recursos invertidos para ayudarlos.

Hasta que se halle una solución política en Venezuela, advirtió Grandi, se necesita más apoyo internacional urgentemente.

Si bien el evento no es una conferencia de donantes, se espera que algunos países prometan fondos ante las necesidades de salud, empleo, documentación y educación que tienen los refugiados venezolanos.

Los organizadores esperan que el encuentro _ donde participaron unas 170 delegaciones de gobiernos, agencias internacionales y grupos caritativos_ conduzca a una conferencia de donantes para el año entrante.