Argentina: Límite sobre dólares busca preservar reservas

Las mayores restricciones a la compra de dólares que rigen desde el lunes en Argentina buscan garantizar la estabilidad cambiaria y frenar el drenaje de las reservas internacionales durante la transi...

Las mayores restricciones a la compra de dólares que rigen desde el lunes en Argentina buscan garantizar la estabilidad cambiaria y frenar el drenaje de las reservas internacionales durante la transición política que se abrió luego de que el opositor Alberto Fernández fuera el más votado en los comicios presidenciales.

El objetivo es preservar las reservas durante el período de transición y darle libertad al próximo gobierno, dijo Guido Sandleris, titular del Banco Central, al detallar ante periodistas la nueva limitación dada a conocer la noche del domingo, luego de finalizados los comicios, en los que el presidente Mauricio Macri no logró la reelección.

Según la nueva norma, los ahorristas particulares podrán comprar sólo 200 dólares por mes por a través de operaciones bancarias por internet en lugar de los 10.000 que estaban permitidos desde la primera restricción que se implementó el 1 de septiembre. Para las operaciones en efectivo, el límite es de 100 dólares mensuales.

A pocos minutos de la apertura del mercado de cambios, el dólar cotizaba a 65 pesos por unidad sin variaciones respecto al viernes, según el Banco de la Nación de Argentina.

La entidad financiera aceleró la venta de divisas en los últimos días para contener la devaluación del peso en un marco de incertidumbre electoral, lo que drenó el nivel de reservas, que están en torno a los 43.000 millones de dólares.

Según Sandleris, la medida va a reducir la demanda de dólares para el atesoramiento y el balance cambiario queda equilibrado. Acotó que habrá que esperar cómo se desarrollan los acontecimientos en las próximas semanas a partir de la evolución de la oferta y la demanda de divisas.

La ventaja irreversible de Fernández sobre el conservador mandatario en las elecciones del domingo abrió un desafiante escenario de transición por el negativo impacto que podría tener ese resultado en los mercados, ante el temor de que el kirchnerista reinstale políticas populistas.

Fernández, acompañado en la fórmula por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), obtuvo 48,10%, según el conteo del 97,13% de las mesas escrutadas. Macri alcanzó 40,37% de los votos, lo cual le daría el triunfo al opositor en primera vuelta. Este resultado deberá ser confirmado por la justicia electoral en los próximos días.