En la corte chofer de camión donde hallaron 39 muertos

El chofer acusado de homicidio por la muerte de 39 personas halladas en la parte trasera de su camión compareció el lunes por primera vez en una corte en Gran Bretaña.

El chofer acusado de homicidio por la muerte de 39 personas halladas en la parte trasera de su camión compareció el lunes por primera vez en una corte en Gran Bretaña.

Maurice Robinson compareció en la corte de magistrados de Chelmsford por enlace de video desde la prisión, pero no tuvo que hacer una declaración sobre su culpabilidad.

El hombre de 25 años quedará bajo arresto hasta que comparezca ante un tribunal superior el 25 de noviembre, donde deberá hacer una declaración de culpabilidad o inocencia.

Está acusado de 39 cargos de homicidio, dos de conspiración para facilitar tráfico humano y otros delitos.

Su abogado no solicitó libertad bajo fianza.

En tanto, el embajador británico en Vietnam se reunió con funcionarios de ese país para discutir la cooperación para identificar los 39 cadáveres hallados en el camión en el sureste de Inglaterra.

El embajador Gareth Ward dijo que le informó al ministerio de Seguridad Pública que Gran Bretaña no ha confirmado aún las identidades ni nacionalidades de las víctimas.

Inicialmente, la policía británica pensó que las víctimas eran chinas, pero más adelante reconoció que los detalles sobre los cadáveres hallados el miércoles de la semana pasada no estaban claros. Más de una veintena de familias vietnamitas ha reportado desde entonces familiares desaparecidos que temen estén entre los muertos.

Ward dijo en una declaración el lunes que el gobierno británico estaba consciente de las preocupaciones vietnamitas y trabajará estrechamente con Hanoi en el proceso de identificación.

China en tanto les pidió a las autoridades británicas que provean más información sobre la identidad de las víctimas.

El portavoz de la cancillería Geng Shuang dijo que los reportes de que las víctimas llevaban pasaportes chinos eran conjeturas.

Añadió que las embajadas chinas en Vietnam y el Reino Unido están en contacto estrecho con sus contrapartes en esos países.

El lunes, el primer ministro británico Boris Johnson firmó el libro de condolencias por las 39 víctimas.