La bandera cubana será colgada de la recepción del Departamento de Estado para unirse a las de otros países con los cuales Estados Unidos tiene relaciones diplomáticas, dijo el viernes la dependencia.

El vestíbulo del departamento exhibe las banderas de más de 150 países acomodadas alfabéticamenteEl vocero del Departamento de Estado, John Kirby, dijo que la bandera será colgada la mañana del lunes antes de la ceremonia que marcará la reapertura de la embajada cubana en Washington y la restauración de lazos diplomáticos. El vestíbulo del departamento exhibe las banderas de más de 150 países acomodadas alfabéticamente. Cuba caerá entre Croacia y Chipre bajo ese acomodo.

Posteriormente el lunes, el secretario de Estado John Kerry se reunirá en el departamento con el ministro de exteriores cubano, Bruno Rodríguez, después de lo cual tendrán una conferencia de prensa conjunta, dijo Kirby.

El mismo lunes reabrirán la embajada de EU en Cuba

Rodríguez estará en Washington para la conversión de la Sección de Intereses Cubanos en la capital a embajada. La Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana también se convertirá en embajada el lunes, de acuerdo con Kirby, pero funcionarios dijeron que no prevén que el secretario viaje a Cuba para su inauguración sino hasta principios de agosto.

La Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana también se convertirá en embajada el lunesEstados Unidos cortó relaciones diplomáticas con Cuba en 1961 y desde entonces ningún ministro de exteriores cubano visita el departamento. El presidente Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro anunciaron en diciembre que tenían la intención de normalizar relaciones entre los dos países, antiguos rivales de la Guerra Fría.

Entonces se esperaba que eso se lograra para el primer trimestre del año, pero el proceso se retrasó más de lo esperado debido a que la negociación de varios temas tomó más tiempo de lo previsto.

Uno de ellos fue el acceso de los diplomáticos estadounidenses en Cuba para viajar por el país y reunirse con la gente.

Kirby reconoció que Cuba sigue siendo un país restrictivo, pero señaló que Estados Unidos tiene lazos completos con otras naciones similares y que los diplomáticos estadounidenses pueden trabajar ahí.

"No es un ambiente libre de restricciones, pero estamos seguros que podrán hacer el trabajo que necesitan hacer", dijo.