Johnson solicita elección anticipada para el 12 de diciembre

El primer ministro británico Boris Johnson finalmente abandonó su promesa de llevar a cabo el Brexit en octubre y depositó sus esperanzas en una elección de diciembre.

El primer ministro británico Boris Johnson finalmente abandonó su promesa de llevar a cabo el Brexit en octubre y depositó sus esperanzas en una elección de diciembre.

Dos días después de que los legisladores frustraron su más reciente intento para aprobar el acuerdo de separación que concretó con la Unión Europea, Johnson dijo el jueves que la única forma para poner fin al estancamiento en torno al Brexit es una elección general. El primer ministro señaló que pediría a los legisladores votar el lunes sobre una moción que convoca a unos comicios nacionales para el 12 de diciembre.

Para sostener unas elecciones, Johnson debe salir victorioso de una votación _con una mayoría de dos tercios_ entre los legisladores. Sin embargo, eso parece ser una difícil tarea debido a que el Partido Laborista, el principal opositor, ha dicho que sólo respaldaría una elección una vez que la amenaza de salir de la UE sin acuerdo el 31 de octubre _la fecha programada para su partida_ haya desaparecido.

El Parlamento de antemano ha propinado a Johnson una serie de reveses y ha estropeado su promesa de retirar a Gran Bretaña de la Unión Europea para fin de mes, pase lo que pase.

El golpe más reciente ocurrió el martes, cuando los legisladores bloquearon un intento de Johnson para acelerar el proceso de una propuesta de separación en el Parlamento a una cuestión de días, alegando que necesitaban más tiempo para revisar la iniciativa.

Las próximas elecciones en Gran Bretaña están programadas para 2022. Para obtener unos comicios anticipados, Johnson necesita o ganar la votación el lunes en el Parlamento, o perder una moción de censura, que hasta ahora los partidos de oposición se han negado a convocar.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo que él esperaría para ver si la Unión Europea aceptaba postergar la salida de Gran Bretaña del bloque. A regañadientes, Johnson pidió un aplazamiento de tres meses, hasta el 31 de enero, en conformidad con las órdenes del Parlamento británico, que desea prevenir el daño económico que podría resultar de una separación de la UE sin un acuerdo.

"Si la opción de una separación sin acuerdo es retirada de la mesa, nosotros apoyamos absolutamente una elección general", subrayó Corbyn. "Si la UE responde mañana, entonces nosotros lo sabremos mañana".

Partidos más pequeños de oposición dijeron que querían unos comicios, pero que desconfiaban de hacerlos bajo los términos del primer ministro.

El gobierno británico no tiene un plan coherente para terminar con el caos del Brexit y unas elecciones generales no resolverán la crisis, aseveró Adam Price, líder del partido galés Plaid Cymru.

Johnson dijo que sería moralmente increíble si los legisladores de la oposición bloquean unas elecciones.

Francamente es tiempo para que este Parlamento allane un camino para que un Parlamento nuevo y lozano pueda entregar resultados en las prioridades de los británicos, manifestó el primer ministro.

Aunque el bloque no le ha dado una respuesta, Johnson dijo que parecía que la UE otorgaría el aplazamiento.

Me temo que parece que nuestros amigos de la UE van a responder a la petición del Parlamento con una extensión, que en realidad no es lo quiero en lo absoluto, comentó Johnson.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha recomendado que las otras 27 naciones que integran la UE otorguen a Gran Bretaña una postergación, aunque muchos miembros del bloque están hartos y frustrados del interminable drama del Brexit. Pero también quieren evitar los daños económicos que vendrían para ambas partes de una repentina y problemática salida británica.