Problemas de Boeing generan turbulencia para las aerolíneas

El tiempo en que los aviones Boeing 737 Max han debido permanecer en tierra ha sido más largo y más costoso que lo que las aerolíneas habían imaginado, como Southwest Airlines y American Airlines ...

El tiempo en que los aviones Boeing 737 Max han debido permanecer en tierra ha sido más largo y más costoso que lo que las aerolíneas habían imaginado, como Southwest Airlines y American Airlines pueden atestiguar.

Los directores ejecutivos de ambas aerolíneas han dicho que siguen dialogando con Boeing sobre una indemnización por daños, que ya alcanza cientos de millones de dólares... y contando.

Southwest ha tenido una flota compuesta exclusivamente por aeronaves Boeing desde que inició sus operaciones hace 48 años, pero eso podría cambiar.

El director general Gary Kelly dijo que la junta directiva de Southwest le da dado instrucciones para estudiar si la aerolínea debería empezar a comprar aviones de otros fabricantes, uno de los cuales es casi seguro que sea Airbus, el rival europeo de Boeing.

"Ponemos nuestro futuro en manos de Boeing y el Max y estamos en tierra", declaró Kelly a CNBC.

Eso le ha costado a Southwest 435 millones de dólares en ingresos operacionales desde marzo, cuando los reguladores impidieron que el Max volviera a volar después de un segundo accidente fatal. American Airlines, por su parte, reportó pérdidas relacionadas con el Max por un total de 540 millones de dólares.

El presidente y director ejecutivo de American Airlines, Doug Parker, informó que se encuentra en las primeras etapas de las negociaciones respecto a una indemnización.

"Tenemos mucha confianza en que las pérdidas en que American Airlines ha incurrido no afectarán a los accionistas de American, y que serán absorbidas por los accionistas de Boeing", afirmó Parker en una llamada con analistas y reporteros.

Tanto Parker como Kelly reiteraron que sus aerolíneas siguen confiando en que Boeing podrá resolver las fallas del avión, y manifestaron su deseo de ponerlos de nuevo en servicio.

Boeing informó esta semana que todavía espera recibir este año la aprobación de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) sobre los cambios que realiza al software de vuelo y computadoras del Max.

Kelly dijo que "todo debe ocurrir a la perfección" a fin de que Boeing cumpla ese objetivo. Southwest ha eliminado al Max de su programa de actividades hasta inicios de febrero. American y United, las únicas otras aerolíneas estadounidenses que cuentan con jets Max, calculan que la aeronave regresará a sus operaciones en enero.

Las aerolíneas se están viendo beneficiadas por una fuerte demanda de viajeros y un declive en los precios del combustible desde hace un año.