Turquía se enfrenta a soldados sirios y combatientes kurdos

Fuerzas turcas y sus aliados atacaron a tropas del gobierno sirio en el noroeste de Siria y les provocaron algunas bajas el jueves, y también se enfrentaron con combatientes encabezados por kurdos, i...

Fuerzas turcas y sus aliados atacaron a tropas del gobierno sirio en el noroeste de Siria y les provocaron algunas bajas el jueves, y también se enfrentaron con combatientes encabezados por kurdos, informaron una agencia estatal de noticias en Damasco y un grupo que monitorea la guerra.

El enfrentamiento puso en evidencia los riesgos de violencia mientras múltiples fuerzas armadas y frecuentemente opuestas pelean por nuevas posiciones en los ajustados barrios de la frontera noreste.

Lo más preocupante ha sido la posibilidad de una colisión entre fuerzas del gobierno sirio y aquellas respaldadas por Turquía, las cuales incluyen a rebeldes sirios y extremistas islámicos que se oponen al presidente sirio Bashar Assad.

Todas las partes han dicho que están cumpliendo con un cese del fuego pactado por Moscú y Ankara que divide la región fronteriza. Pero las fricciones podrían minar el esfuerzo por lograr una resolución en la frontera, de donde militares estadounidenses se retiraron a inicios de este mes, permitiendo a Turquía iniciar su ofensiva contra los combatientes kurdos.

La agencia de noticias siria SANA informó que las fuerzas turcas y sus aliados atacaron posiciones del ejército sirio afuera del pueblo de Tal Tamr. Los militares sirios respondieron y hubo mártires y heridos, informó la agencia sin entrar en detalles.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan renovó una amenaza para reanudar su ofensiva militar si su país sigue siendo acosado por la milicia kurda. También dijo que Turquía aplastará a cualquier combatiente kurdo que se tope con sus militares mientras tratan de asegurar áreas bajo su control.

Por otra parte, un vehículo cargado de explosivos estalló el jueves e hirió a cuatro personas en un poblado del noreste de Siria que fuerzas respaldadas por Turquía le arrebataron a combatientes kurdos.

El estallido ocurrió en el poblado de Tal Abyad, frente a la sede de una milicia siria aliada con Turquía, reportaron la agencia SANA y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo basado en Londres.

Hasta ahora nadie se ha atribuido el atentado. Han ocurrido ataques similares en otro enclave que estuvo ocupado durante varios años por fuerzas turcas y sus aliados sirios en el sector noroeste. Los combatientes aliados de Turquía son en gran parte rebeldes sirios _muchos de ellos extremistas islámicos_ y los detestan tanto el gobierno sirio como los kurdos.

Turquía invadió el noreste de Siria el 9 de octubre, con la intención de expulsar a las fuerzas kurdas de una franja fronteriza tras la retirada de las tropas estadounidenses. Ya ha conquistado gran parte del terreno y ahora ha hecho una pausa a raíz de una tregua mediada por Estados Unidos bajo acuerdo con Rusia.

El viceministro de Exteriores ruso, Serguei Vershinin, declaró el jueves que las fuerzas kurdas se alejaron más de la frontera. Bajo el acuerdo forjado con Rusia, los combatientes kurdos deben retirarse a 30 kilómetros (18 millas) y deben ser reemplazados por fuerzas oficialistas sirias y patrullas conjuntas ruso-turcas.

Vershinin aseguró a reporteros que el acuerdo está siendo implementado cabalmente. Cuando se le preguntó si eso incluía el repliegue kurdo, respondió que sí, pero no dio detalles.

La policía militar rusa ha empezado a patrullar partes de la frontera. El ministro ruso de Defensa le prometió al comandante militar kurdo Mazlum Abdi que garantizaría la seguridad de los civiles en la zona. Según el ministerio, Abdi prometió que los combatientes kurdos acatarían el acuerdo.

Los combatientes kurdos ya han cumplido con un repliegue de la zona central de la frontera como lo estipula la tregua mediada por Washington. Esa área, que incluye el poblado de Tal Abyad, debe permanecer exclusivamente bajo control de Turquía y sus aliados sirios.