Gran Bretaña: Los 39 muertos en camión eran chinos

Las 39 personas cuyos cadáveres fueron hallados en un camión cerca de un puerto en Inglaterra eran ciudadanos chinos, dijo la policía británica el jueves, mientras avanzaba la investigación de un...

Las 39 personas cuyos cadáveres fueron hallados en un camión cerca de un puerto en Inglaterra eran ciudadanos chinos, dijo la policía británica el jueves, mientras avanzaba la investigación de uno de los casos de trata de seres humanos más mortíferos que haya conocido el país.

La policía de Essex dijo que los cadáveres de 31 hombres y ocho mujeres fueron hallados en el Parque Industrial de Waterglade en Grays, 40 kilómetros (25 millas) al este de Londres. Añadió que una de las víctimas que se creía era una adolescente era en realidad una adulta joven.

El conductor del vehículo, un norirlandés de 25 años, era interrogado como sospechoso de intento de homicidio, pero no se lo ha acusado formalmente. La policía británica allanó tres sitios en Irlanda del Norte al tratar de determinar la ruta del camión y las víctimas.

La cancillería china dijo en un comunicado en su cuenta de redes sociales que empleados de la embajada en Gran Bretaña se dirigían a la escena del crimen para colaborar con la investigación.

Gran Bretaña sigue siendo un destino atractivo para los migrantes a pesar de que está negociando su divorcio de la Unión Europea. El primer ministro Boris Johnson dijo ante el Parlamento el miércoles que los tratantes de personas sentirán todo el peso de la ley.

La tragedia recuerda la muerte de 58 migrantes dentro de un camión en Dover en 2000. Los fallecidos de entonces, y las dos personas que lograron sobrevivir, se habían embarcado en una peligrosa travesía desde la provincia de Fujian, en el sur de China, y fueron descubiertos con una carga de tomates que llegaron en un transbordador desde Zeebrugge, el mismo puerto belga del que salieron en esta ocasión.

Grupos de migrantes han llegado a las costas inglesas repetidamente a bordo de pequeños barcos cruzando el peligroso Canal de la Mancha, y a veces se encontró a migrantes en camiones que salieron de grandes ferris que unen Francia e Inglaterra. Pero el macabro hallazgo del miércoles en un parque industrial fue un recordatorio de que las mafias siguen beneficiándose de la trata de personas.

_____

Raf Casert en Bruselas y Ken Moritsugu en Beijing contribuyeron a este despacho.