Noruega: Dos heridos, atropellados por ambulancia robada

Por lo menos dos personas resultaron heridas el martes en la capital de Noruega, atropelladas por una ambulancia que había sido robada por un individuo que fue herido por policías al intentar frenar...

Por lo menos dos personas resultaron heridas el martes en la capital de Noruega, atropelladas por una ambulancia que había sido robada por un individuo que fue herido por policías al intentar frenarlo, informaron autoridades.

Entre los atropellados había una mujer con un coche de bebés y una pareja de ancianos, dijo la policía. La mujer y el bebé fueron llevados al hospital.

"Ya estamos en control de la ambulancia robada, dijo la policía de Oslo en un tuit. "Efectuamos disparos para detener al conductor, quien no está en condición grave.

Añadió que está a la busca de una mujer de apariencia ebria y quien podría haber estado involucrada en el suceso, ocurrido en el sector norte de Oslo.

Anders Bayer, vocero del Hospital Universitario de Oslo, confirmó a la emisora noruega NTB que un hombre armado se robó la ambulancia. Tres empleados que estaban adentro del vehículo salieron ilesos, añadió.

El diario Aftenposten mostró una imagen de un hombre con pantalones verdes en el suelo al lado de la ambulancia, rodeado de policías. Otra foto muestra a un hombre esposado, escoltado por policías, caminando hacia la camilla de la ambulancia.

La prensa noruega reportó que los individuos, al parecer ya conocidos por la policía, fingieron haber estado involucrados en un accidente para que venga una ambulancia, la que robaron.

Un testigo dijo al diario que la ambulancia venía a alta velocidad hacia mí ... seguida por una patrulla policial.

"Escuché varios disparos", dijo el testigo Omar Khatujev a Aftenposten.

La ambulancia se estrelló contra una vivienda, y la patrulla policial le chocó por detrás.

Therese Ramstad, otro testigo, dijo que vio la ambulancia y que inmediatamente pensó que había sido robada por alguien.

Vi a los policías tratando de consolar al bebé que estaba llorando y que la policía llevó a la mujer y al bebé al hospital en sus patrullas ya que no querían esperar a que llegara una ambulancia.