Manifestantes libaneses no ceden a propuestas del gobierno

Manifestantes libaneses colocaron barricadas el martes en las calles en torno al lugar donde han centrado sus protestas en Beirut.

Manifestantes libaneses colocaron barricadas el martes en las calles en torno al lugar donde han centrado sus protestas en Beirut.

Los activistas se prepararon para un sexto día de protestas contra el gobierno en todo el país, rechazando las propuestas de reformas económicas e insistiendo en que el gobierno renuncie.

Walid Joumblatt, un influyente político con representantes en el gobierno, criticó las reformas como fármacos flojos que pretenden ganar tiempo.

El primer ministro, Saad Hariri, ofreció el lunes por la noche un paquete de medidas, pero las manifestaciones siguieron creciendo en las calles de ciudades de todo el país. Ya son las protestas más grandes registradas en Líbano en 15 años, y han unido a la gente al margen de diferencias religiosas en su descontento compartido con el gobierno.

Líbano sufre una grave crisis económica. Las medidas propuestas por Hariri incluyen reducir a la mitad los salarios de los altos cargos del gobierno, reformar el sector energético y reducir el volumen de las instituciones del gobierno.