Líder catalán: Protestas seguirán hasta que Madrid escuche

El presidente de Cataluña declaró el lunes que las masivas protestas que, en ocasiones degeneraron en choques violentos con policías, no cesarán hasta que el gobierno español escuche el llamado d...

El presidente de Cataluña declaró el lunes que las masivas protestas que, en ocasiones degeneraron en choques violentos con policías, no cesarán hasta que el gobierno español escuche el llamado de los separatistas.

"Si no nos sentamos esto no parará", declaró el líder catalán Quim Torra en entrevista con The Associated Press en el palacio medieval en el centro de Barcelona que es sede del gobierno regional.

Las declaraciones surgen luego de una semana de enormes protestas pacíficas, seguidas de disturbios violentos en Barcelona y en otras ciudades del noreste del país, protagonizadas por ciudadanos furiosos por las sentencias dictadas a nueve líderes regionales por su participación en el intento secesionista del 2017.

Los choques entre manifestantes y policías se extendieron por cinco noches consecutivas y dejaron 593 heridos _casi la mitad de ellos policías_ y 194 arrestados.

Los alzados quemaron recipientes de basura y usaron bombas incendiarias, ácido, trozos de concreto y otros proyectiles para lanzarlos contra la policía. Si bien la violencia ha mermado los últimos dos días, las autoridades temen un resurgimiento.

Torra criticó al presidente de gobierno Pedro Sánchez, quien enfrenta elecciones nacionales el 10 de noviembre en que el tema catalán será central, por no querer reunirse con él cuando visitó Barcelona el lunes para verse con policías heridos.

Los grupos radicales han creado escenas que nos han disgustado enormemente, que rechazamos y condenamos... Pero esto no puede ser una excusa para no sentarse para hablar y para que el presidente Sánchez no coja el teléfono del presidente de Cataluña, expresó.

Antes de venir a Cataluña Sánchez criticó a Torra en una carta, acusándole de no cumplir con su deber de proteger a la ciudadanía. Además exhortó a Torra, un férreo separatista que ha sido acusado de emitir conceptos xenófobos hacia los españoles, a condenar enfáticamente la violencia y garantizar la integridad y los derechos de la mitad de los 7,5 millones de habitantes de Cataluña que desean seguir siendo parte de España.

Torra varias veces ha pedido iniciar un diálogo sin condiciones, tratando de allanar el camino para que la región convoque a un referéndum sobre la secesión que sea de cumplimiento legal, pese a que el gobierno central rechaza semejante proceso. Sánchez insiste en que para realizar tal referéndum habría que modificar la constitución del país, para lo cual se requiere una amplia mayoría en el Congreso.

Pequeñas multitudes siguieron el lunes a Sánchez en su visita al cuartel policial de Barcelona, que suele ser objeto de las protestas violentas, y al hospital donde un grupo de médicos y enfermeras le increparon a gritos que se fuera, según videos subidos a las redes sociales.

Torra, de 56 años, es un abogado corporativo y editor de libros. Era legislador regional cuando su predecesor Carles Puigdemont lo ungió como sucesor en mayo del 2018, antes de que este huyera a Bélgica en el 2017.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien no apoya la secesión, ha acusado a Torra de preocuparse más por el éxito del movimiento que de la seguridad pública. Otros adversarios políticos le han acusado de no reprimir a grupos que han contribuido al caos que agobia a la acaudalada región.

Entre tales grupos está uno nuevo, separatista y radicado en internet, llamado Tsunami Democratic, que usa servicios de mensajes electrónicos como Telegram e incluso ha diseñado su propia app para remitir las órdenes de su anónimo líder en aras de lo que califica de desobediencia civil no violenta.

Cuando el grupo pidió el lunes bloquear el aeropuerto de Barcelona, decenas de miles de militantes rodearon a la terminal y estallaron choques entre manifestantes y policías.

Torra defendió a Tsunami Democratic y aseguró que no entiende por qué un juez español ordenó una investigación antiterrorista contra esa agrupación.

"Sólo he visto en la página web de TD sus postulados, son siempre de ejercicio de la no violencia, siempre, declaró Torra.

Añadió que la violencia no ha mermado su convicción de que el encarcelamiento de siete líderes separatistas en septiembre por sospecha de planificar la colocación de explosivos fue injustificado.

"Me mantengo en la línea de que... los derechos de estos ciudadanos han sido vulnerados, expresó.

Torra reconoció que el estallido de violencia por parte de una minoría de separatistas amenaza con perjudicar la causa.

"No podemos permitir que un movimiento que durante 10-12 años siempre se había manifestado masiva y pacíficamente, se vea empañado por unas acciones que condenamos, aseveró.

Nuestras banderas son las del diálogo y los derechos humanos y yo le he dicho siempre al pueblo de Cataluña, sin estas dos banderas no podemos salir al mundo a explicar nuestro movimiento democrático, declaró Torra.

___

Contribuyeron a esta nota los corresponsales de AP Aritz Parra en Madrid y Renata Brito en Barcelona.