El gobierno de Líbano trata de responder a protestas masivas

Los manifestantes cortaron el lunes calles importantes en todo Líbano antes de una reunión de urgencia del gobierno para abordar un plan de rescate para la maltrecha economía del país.

Los manifestantes cortaron el lunes calles importantes en todo Líbano antes de una reunión de urgencia del gobierno para abordar un plan de rescate para la maltrecha economía del país.

Los activistas colocaron barreras por la mañana en cruces importantes de Beirut y otras ciudades y pueblos, en el quinto día de protestas contra las propuestas de nuevos impuestos.

Cientos de miles de personas participaron en las marchas masivas del domingo, las más grandes en el país desde 2005.

El primer ministro, Saad Hariri, tenía previsto presentar un plan de reformas en la reunión del gobierno en el palacio presidencial, en el suburbio de Baabda, al sureste de Beirut.

Muchos manifestantes dijeron que no confían en ningún plan del gobierno actual. Han exigido que el gabinete de 30 miembros renuncie y sea sustituido por un gobierno más pequeño formado por tecnócratas, en lugar de miembros de facciones políticas.