Secretario de Defensa de EEUU llega a Afganistán

El secretario de Defensa de Estados Unidos Mark Esper llegó a Kabul el domingo, donde las estancadas negociaciones de paz con el Talibán y los persistentes ataques violentos han dificultado la retir...

El secretario de Defensa de Estados Unidos Mark Esper llegó a Kabul el domingo, donde las estancadas negociaciones de paz con el Talibán y los persistentes ataques violentos han dificultado la retirada de más de 5.000 soldados estadounidenses.

Esper comentó a los reporteros que viajan con él que cree que Estados Unidos puede reducir su presencia en Afganistán a 8.600 soldados sin afectar el combate a Al Qaeda y el Estado Islámico. Pero señaló que cualquier retiro se llevaría a cabo dentro de un acuerdo de paz con el Talibán.

Estados Unidos tiene alrededor de 14.000 soldados en Afganistán, parte de una coalición encabezada por el país norteamericano para entrenar y asesorar a las fuerzas afganas y para conducir los operativos antiterroristas contra los insurgentes. El presidente Donald Trump había ordenado una retirada que habría dejado a 8.600 elementos en el territorio afgano.

El enviado estadounidense Zalmay Khalilzad tenía un acuerdo de paz preliminar con el Talibán, pero un aumento en la violencia perpetrada por el grupo y la muerte de un soldado estadounidense el mes pasado provocaron que Trump cancelara una reunión secreta en Camp David donde se habría concretado el acuerdo de paz, que el mandatario declaró ya no se llevaría a cabo.

El objetivo es obtener un acuerdo de paz en algún momento, ésa es la mejor forma de avanzar, comentó Esper, quien realiza su primer viaje a Afganistán como secretario de Defensa. Visitó el país en su puesto anterior como secretario del Ejército de Estados Unidos.

No señaló cuánto tiempo cree que pase para que se pueda lograr un nuevo acuerdo de paz.

Un mes después de que el acuerdo se vino abajo, Zalmay se reunió con el Talibán a principios de octubre en Islamabad, Pakistán, pero no quedó claro si hubo algún avance.

Esper hace su viaje a Kabul en una época en que los líderes del gobierno afgano postergaron un anuncio programado de los resultados preliminares de las elecciones presidenciales realizadas el mes pasado. Esper dijo que planea reunirse con el presidente de la nación, Ashraf Ghani.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, visita Afganistán al mismo tiempo que Esper, acompañada por una delegación del Congreso.

La delegación bipartidista se reunió con altos líderes afganos, representantes de la sociedad civil y jefes militares estadounidenses y tropas emplazadas allí, señaló la oficina de Pelosi en un comunicado el domingo por la noche. Los congresistas hicieron énfasis en la importancia de combatir la corrupción y asegurar que haya mujeres en la mesa de las conversaciones de reconciliación, añadió.